Últimos posts
Tema - Canal Fundación Arquia
Tema - Filmoteca
1

“I Congreso Nacional de Mujeres Arquitectas: Mujeres y Arquitectura, hacia una profesión igualitaria”. Ver video en Filmoteca de Fundación Arquia.

2

“Arquitectas pioneras”. Ver ciclo en Centro de Documentación de Fundación Arquia.

3

“Voces de arquitectas”. Ver ciclo en Centro de Documentación de Fundación Arquia.

La historia de Alma Fairfax Carlisle, una arquitecta estadounidense que dejó su huella

Alma Fairfax Carlisle – un nombre que pocos conocen, pero muchos deberían – es una arquitecta estadounidense, de origen afroamericano. El pasado 9 de julio fue su aniversario número 95, y hoy, con motivo de celebrarlo, le daremos espacio y visibilidad a su interesante e inspiradora historia.

Corría el año 1927 cuando Alma llegó a la familia Murray, que residía en Alexandria, una pintoresca ciudad en Virginia, Estados Unidos, cercana a Washington D.C. Era la menor de dos hijas, habiendo llegado diez años después del nacimiento de su hermana Madeline. Su padre, Clarence Murray, trabajaba para el Correo Postal de los Estados Unidos, y su madre, Alma Pinn Murray, ejerció muchos años como maestra en una escuela primaria pública de Alexandria y, en sus últimos años activos, fundó su propia escuela de enfermería, sin duda su espíritu emprendedor ha de haber sido una inspiración para sus hijas.

Alma realizó sus estudios primarios en Alexandria y asistió a dos escuelas secundarias en Washington D.C. Una de ellas, la Dunbar Senior High School, de la cual se graduó, fue su alma mater: la marcó particularmente porque allí se despertó su interés por la arquitectura y su historia. No obstante, tenía ya un especial acercamiento a la disciplina, ya que varios de sus familiares se dedicaban a la industria inmobiliaria y algunos otros a la construcción. Sin ir más lejos, creció en una casa construida por su tío abuelo paterno y su padre, por su lado, era dueño de varias propiedades de alquiler en D.C. que Alma se encargaba de decorar.

Estudió arquitectura en la Universidad de Howard, graduándose cum laude en 1950. Disruptiva para su época, trabajó durante su carrera: colaboró para los estudios de arquitectura de varios profesores y también trabajó para un estudio de arte, en el que se encargaba del diseño gráfico de los folletos promocionales.

En 1953 conoció a David Kay Carlisle y al poco tiempo se casó con él, dando a luz a tres hijos a continuación. Su esposo era graduado de la Academia Militar de Estados Unidos y ejerció como oficial para la Armada, cargo que llevó a la familia Carlisle a mudarse varias veces dentro de Estados Unidos. Por tanto, durante las décadas del 50 y del 60 Alma se dedicó mayormente a la casa y a la crianza de sus hijos, pero no tardó en volver al mundo laboral en cuanto pudo.

En 1975 se mudó con su familia a Los Ángeles, su hogar actual, y allí comenzó el período más importante de su vida profesional. Entró a trabajar en el  Ayuntamiento y permaneció allí hasta 1996, realizando diversas tareas que marcaron la historia de la ciudad. Las más importantes, sin duda, fueron las relacionadas con la preservación de la arquitectura patrimonial: encuestó a 27 barrios, lo que resultó en la designación de cuatro zonas de preservación histórica y más de 50 monumentos histórico-culturales. Su carrera profesional no acabó al dejar el Ayuntamiento, en 2001 se unió a la firma Myra L. Frank & Associates como arquitecta historiadora senior, dejando también allí su huella.

En palabras de su segunda hija, Carolyne, Alma era “una original” que jamás siguió estereotipos y nunca tuvo miedo a pensar fuera de la caja. Pionera para su generación porque, además de formar una familia, se realizó profesionalmente, tenía una vida fuera de su hogar que significaba mucho para ella. Admirada por sus hijos, el mensaje que les transmitió – y que desde la Fundación Arquia transmitimos hoy a través de este artículo – fue que ellos podrían hacer cualquier cosa que quisieran, tanto hombres como mujeres. Alma Fairfax Carlisle, un nombre que, si no lo conocían, ahora ya lo conocen.

Para conocer más sobre el trabajo actual de mujeres en nuestra profesión, recomendamos ver las conferencias del “I Congreso Nacional de Mujeres Arquitectas: Mujeres y Arquitectura, hacia una profesión igualitaria”1, disponible en la Filmoteca de la Fundación Arquia, y volvemos a recomendar los  ciclos “Arquitectas Pioneras”2 y “Voces de arquitectas”3, disponibles ambos en el Centro de Documentación de la Fundación Arquia.

Notas de página
1

“I Congreso Nacional de Mujeres Arquitectas: Mujeres y Arquitectura, hacia una profesión igualitaria”. Ver video en Filmoteca de Fundación Arquia.

2

“Arquitectas pioneras”. Ver ciclo en Centro de Documentación de Fundación Arquia.

3

“Voces de arquitectas”. Ver ciclo en Centro de Documentación de Fundación Arquia.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts