Últimos posts
Tema - Arquitecto y sociedad
Tema - Formación
Tema - Profesión
manuel saga
1

O “Grado en Fundamentos de la Arquitectura”. La denominación depende de la universidad.

2

Eso incluye la posibilidad de cursar el máster en una escuela de arquitectura diferente a la que homologó el grado. No es común en casos de homologación, pero es posible.

Homologar títulos de arquitectura de América Latina en España: tres retos (II)

Publicidad de la aerolínea Air France publicada en la revista colombiana de arquitectura Proa n. 98, Bogotá, marzo de 1968.

En esta serie de artículos se presentan los tres retos principales a los que se enfrentan los arquitectos latinos a la hora de homologar sus títulos universitarios en España. El primero de ellos es planear para qué se desea utilizar la habilitación y cual será el momento adecuado para afrontarla. Una vez decididos el para qué y el cuándo, será necesario conocer el cómo.

 

Reto número dos: descubrir cómo se realiza la homologación del título.

Lo cierto es que el proceso de homologación ha cambiado a lo largo del tiempo. De hecho, el concepto mismo es reciente y en España no se ordenó hasta 1987 mediante un Real Decreto. Muchos de los primeros arquitectos extranjeros a los que se les exigió en aquel entonces ya llevaban años trabajando sin haberla necesitado.

 

En su momento, la homologación requería un análisis del plan de estudios de la universidad de origen para identificar qué contenidos faltaban e igualarlos a los planes españoles. A menudo se exigían entre cuatro y cinco materias de carácter técnico. Tras superar esas materias, los candidatos debían desarrollar un Proyecto Fin de Carrera convencional que evaluaba un tribunal creado especialmente para ellos.

 

Tras la entrada en vigor del plan Bolonia hace menos de diez años, homologación y habilitación han quedado separadas. Las materias suplementarias se siguen exigiendo, pero ahora funcionan como requisito para homologar el diploma de arquitectura latino con el grado español en Estudios de Arquitectura1. Esas asignaturas pueden variar entre candidatos. Cada caso se estudia por separado ya que existen grandes variaciones entre los pensums de arquitectura de distintos territorios latinoamericanos e incluso dentro de un mismo país. Es más, dos arquitectos egresados de una misma universidad pueden haber realizado recorridos formativos con diferencias importantes dependiendo del momento en que estudiaron y los énfasis que escogieron.

 

La homologación del grado implica recibir un título universitario oficial pero no habilita para firmar proyectos. Para ello, una vez homologado el grado, los candidatos deben cursar el máster habilitante en las mismas condiciones que cualquier estudiante español 2. En total, la inversión en tiempo oscila entre uno y dos semestres para homologar el grado más un curso lectivo con dedicación completa para el máster.

 

Es importante añadir que, aunque los másteres habilitantes españoles son títulos reconocidos por la UE, la capacidad para usarlos fuera de España no siempre es automática. En ciertas ocasiones se requiere un nuevo reconocimiento que no suele suponer nuevos estudios pero sí un proceso burocrático. Es recomendable consultar en el Sistema de Información de Mercado Interior de la UE (IMI) qué titulaciones españolas están ya reconocidas y son más fáciles de utilizar a nivel comunitario.

 

Una posible alternativa a todo este proceso es realizar el reconocimiento del título de arquitecto a través del Ministerio de Educación. Cuidado porque se trata de una solución parcial. Conseguirlo certifica la posesión de una titulación universitaria y facilita el acceso a ciertas oposiciones y puestos de trabajo, pero no permite firmar proyectos ni da acceso al máster habilitante. Tener esto en cuenta es clave para evitar errores costosos en tiempo, dinero y energía.

 

(continua próximamente en el reto número tres)

 

Este artículo ha sido elaborado a través de entrevistas con diversos arquitectos y arquitectas. Entre ellos se encuentran: Rafael de Lacour, subdirector de la ETSA de Granada – UGR y coordinador del máster habilitante en arquitectura; Raquel Martínez, coordinadora del grado en fundamentos de la arquitectura de la Universidad Rey Juan Carlos; Johanna Díaz, arquitecta colombiana graduada por la Universidad Nacional de Colombia con grado de arquitecta homologado y estudiante del Máster habilitante de la ETSA de Granada – UGR; Olga Sánchez, arquitecta venezolana egresada de la Universidad de Los Andes de Mérida, con grado de arquitecta homologado por la UGR; Paz Molinari, arquitecta argentina graduada por la Universidad de Buenos Aires y habilitada como arquitecta en la ETSA de Madrid – UPM; María Antonieta Loaiza, arquitecta Venezolana graduada por la Universidad Central de Venezuela y habilitada como arquitecta en la ETSA de Barcelona – UPC; y Alejandro Henríquez, arquitecto colombiano graduado por la Universidad de Los Andes con 15 años de experiencia profesional en Barcelona.

 

Links 
Web del Sistema de Información de Mercado Interior de la Unión Europea
Web del antiguo proceso de homologación de la ETSA de Barcelona, en vigor hasta 2017

 

Notas de página
1

O “Grado en Fundamentos de la Arquitectura”. La denominación depende de la universidad.

2

Eso incluye la posibilidad de cursar el máster en una escuela de arquitectura diferente a la que homologó el grado. No es común en casos de homologación, pero es posible.

Autor:
Arquitecto, Investigador. Investigador pre-doctoral en el programa Arquitectura. Historia y Proyecto del Politécnico de Turín. Ex Profesor de la Universidad de Los Andes, Colombia. Colaborador de Historia National Geographic. Fundador de blogURBS y URBS Revista de Estudios Urbanos y Ciencias Sociales . Antiguo corresponsal de La Ciudad Viva .

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts