¡¡Enhorabuena!! Si has llegado hasta aquí es que ya has acabado la carrera.

Por fin te vas a convertir en ese ser de luz que sabías que llevabas dentro. Y aunque el verdadero camino empieza ahora, no te preocupes, estamos aquí para ayudarte. Ahí van todos esos secretos, ocultos a la vista de todo el mundo, para que te puedas convertir en una Joven Estrella de la Arquitectura.

 

Tu primer paso en tu nuevo viaje será buscar un maestro. Todos los grandes lo tuvieron, tú no vas a ser menos. Así que, busca a tu estrella de la arquitectura más cercana, o mejor aún, tu favorita en el extranjero, e intenta entrar como sea en su estudio, y si no te ofrecen un contrato no te preocupes. Ya te mantendrán papá y mamá. Lo del Convenio de Colectivo de Oficinas Técnicas y Estudios de Arquitectura no es para ti, tú eres un auténtico amante de la arquitectura. El prestigio es tu vida, salir de colaborador en una publicación, tu salario.

 

El segundo movimiento es fundamental. Una vez establecida tu sede (la de tu jefe obviamente) es momento de ampliar tu red de contactos. Es completamente necesario que estés en todos los eventos de tu ciudad (y alrededores claro). En el Colegio, la Universidad, en talleres o conferencias, da igual. Tu ahí… el primero, y si puedes hacer una pregunta que dure lo mismo o más que la intervención del ponente mejor. ¡Que te vean! Y luego en los canapés selecciona tu objetivo. Pero se cuidadoso, las oportunidades van y vienen. Un decano, un director de departamento, un líder de estudio o un concejal, quien sea. Preséntate y que te presenten. Tienen que poder situarte en el mapa. Al fin y al cabo, ¿quieres ser uno de ellos no?

 

Pero no te quedes ahí. El mundillo canapé es solo la mitad de lo que la gente ve, o puede que menos. La tercera fase es trabajar tus RRSS. Es importante estar en todas, o el menos en todas las que hay que estar Facebook, Twitter, Instagarm, Linkedin (cuantos más cargos inventados en inglés mejor). ¿Cómo te quieres vender? ¿Eres un intelectual o un emprendedor? ¿Vas de transgresor o de vieja escuela? Elige sabiamente… o no. Quizá lo mejor sea que des jabón a diestra y siniestra. Nunca se sabe con quién puedes acabar tomando un café la semana que viene.

 

Ahora que ya has comenzado tu red y tienes la plataforma, es el momento de generar “actividad”. Tu cuarta jugada será generar tu “personaje”. Recopila fotos de viajes y ve spameándolas durante meses, que parezca que tu vida es una peregrinación sin fin. O hazle 20 fotos al mismo dibujo desde diferentes ángulos y a petarlo en IG. Da igual lo que produzcas, pero que parezca que tu maquinaria nunca deja de funcionar. Los stories son tus aliados, cuéntale al mundo lo intensa que es tu vida. Pero sin muchos detalles. A la gente le gusta ver a otra gente haciendo cosas, pero no le dan demasiada importancia al qué. Lo importante es la actitud. Tu perfil debe parecer patrocinado por Mr Wonderful. “El Secreto” y “El Alquimista”, tus libros de cabecera.*

 

Todo personaje necesita una indumentaria. Así que tu último paso será vestirte en consonancia. Los arquitectos tenemos nuestro propio código, que se puede resumir en dos corrientes antagónicas: el negro riguroso o la estridencia recalcitrante. Todo lo que hay en medio no es para ti. Así que ya sabes, hazte con un armario digno de un cura o de uno en el que parezca haber vomitado un unicornio. ¡Tú eliges!!

 

Ahora solo queda esperar. Es una cuestión de resistencia mental, económica, física y social. No hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo aguante… o eso se suele decir. Así que, paciencia mi Joven Estrella de la Arquitectura, si crees muy fuerte en tus sueños y trabajas duro lo conseguirás, xD.

Autor:
(Murcia, 1986) Arquitecto y Arquitecto Técnico por la UCAM. Dirige el blog Pedacicos Arquitectónicos junto a Antonio Navarro y Juan Francisco Martínez además de MetaSpace Blog junto a Manuel Saga, desarrollando paralelamente su labor profesional en el campo de la construcción, el diseño y la docencia.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts