Últimos posts
Tema - Arquia / Proxima
Tema - Compromiso social
Tema - Jurado
Tema - VII Edición

EÓLICA aerogenerador urbano

Además de los materiales empleados para la construcción, el consumo desmedido de energía es otro de los grandes problemas de la contemporaneidad ligados a la contaminación. Se trata de un reto complicado, ya que la introducción de energías limpias supone el paulatino reemplazo de toda una serie de infraestructuras de gran escala a la vez que una gran inversión. Pero por otra parte, es una acción necesaria con un impacto inmediato sobre nuestro propio entorno. En ese contexto, y con ánimo de proponer una solución, desde nuestro estudio se viene planteando, en colaboración con una ingeniería, el ITE (Instituto Tecnológico para la Energía), una investigación sobre la energía eólica, campo en auge en los últimos años frente a otras energías alternativas, la cual podría convertirse en una solución.

 

Cabe señalar que una de las principales desventajas de esta energía es su impacto paisajístico, por lo que, además de trabajar en la función, se trabaja en la forma. Se interviene en el diseño de la infraestructura en cuestión, proponiendo una suerte de styling de la maquinaria necesaria para reducir su impacto visual. Se recurre a molinos eólicos de eje vertical como generadores de energía, utilizando los VAWT (Vertical Axis Wind Turbins) en serie y diseñando una estructura que permita alcanzar la máxima altura y perímetro de superficie, con el mínimo volumen. Esta técnica consiente que el molino eólico tenga capacidad de ser integrado en entornos urbanos, lo cual es muy beneficioso puesto que no es necesario transportar la energía desde parques eólicos alejados de las ciudades que producen un gran impacto ambiental. No necesita orientación de viento, frente a los molinos de eje horizontal, y requieren de menor velocidad de viento para empezar a girar.

 

Desde el punto de vista arquitectónico se trata de un elemento que modifica su proporción dependiendo del punto de vista y de la incidencia de la luz del sol, mostrando un elemento en constante evolución. Una torre esculpida por y para el viento haciendo referencia a las construcciones verticales en las que algunas arquitecturas tradicionales domesticaban los vientos para refrescar los edificios. La estructura propone un sistema de turbinas eólicas de eje vertical haciendo funcionar al edificio como un gran aerogenerador.

 

Un edificio que hace patente la intensa luz y el poderoso viento para valorar la visión positiva de una sociedad que busca sacar partido a los elementos naturales de su entorno, siendo capaz de integrar los mismos en la ciudad contemporánea. Probablemente una actualización de la ciudad imaginada para el pabellón de Futurama, en la Feria de Nueva York de 1936, incluiría la integración de energías alternativas dentro de la misma.

 

La disposición de las comunicaciones verticales y el hecho de estar unidas entre sí le dotan de un buen comportamiento estructural. El empuje del viento se ve siempre contrarrestado por un núcleo rígido, mientras que la orientación y la forma de la geometría le permiten transformar en energía los vientos predominantes. Las turbinas eólicas de eje vertical se disponen en las zonas curvas que unen los núcleos de comunicación. Tanto estos aerogeneradores como los ascensores panorámicos están cubiertos por una envolvente metálica calada (deployée) que, siendo permeable para el viento y las vistas, confieren a la estructura un aspecto monolítico. La construcción se realiza de una forma evidente y sencilla gracias a la velocidad de los encofrados trepadores que permiten materializar el icono blanco en un entorno urbano.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts