Últimos posts
Tema - Arquitecto/Marketing
Tema - Comunicación
Tema - entornos de arquitectura
Tema - Organización y Gestión

Eventos en Arquitectura: 6 claves para conseguir patrocinios

Los arquitectos nos metemos en muchas “guerras”. Tenemos intuición y herramientas para liderar grandes iniciativas vinculadas con el diseño y la comunicación. El problema reside en que estas ideas pueden no fructificar si carecen de patrocinios para llevarlas a cabo.

 

Después de haber estado involucrada en eventos con y para arquitectos, me gustaría compartir con vosotros unas reflexiones, que, planteadas y respondidas al principio de cada acción, pueden ayudarnos a evitar muchos quebraderos de cabeza posteriores en cuestiones relativas a la obtención de apoyos económicos.

 

1.- Para pedir, hay que dar: ¿qué podemos aportar?

Conseguir la atención de cualquier entidad no es sencillo, pero ayuda ofrecer algo a cambio: leads, en concreto. Un lead es un potencial cliente que nos ha cedido sus datos (nombre, apellidos, teléfono, etc.) Los departamentos de marketing y ventas están enfocados en la captación de estos leads, para incluirlos en una base de datos que posteriormente cualifican. Un evento resultará interesante para las iniciativas privadas, siempre y cuando obtengan contactos de calidad. Así que preguntémonos antes si el público asistente a nuestros eventos puede resultarle interesante (y beneficioso).

 

2.- Hemos de saber cuánto cuesta y justificar por qué.

Aportar datos de costes certeros da mucha confianza y sensación de control y conocimiento. Consigamos presupuestos previos de alquiler de instalaciones, estancias y cuotas de ponentes, impresión de vinilos, honorarios profesionales, y hagámoslos viables en relación con la duración del evento. No hay que tener miedo a hablar de dinero para que valoren la idoneidad de la propuesta.

 

3.- A veces, tu idea no es tan buena idea (pero tú sigues siendo muy bueno).

Quizá nos empeñemos en ofrecer una fórmula muy cerrada que a la entidad no le resulte satisfactoria. Esto puede ocurrir si la actividad no forma parte de los objetivos de campaña, porque se ha llevado a cabo una acción similar con anterioridad, o simplemente, porque la propuesta no tiene en cuenta el producto o servicio de la compañía. Por eso, resulta interesante enviar un dossier del evento propuesto en detalle, pero también dar datos que transmitan confianza y autoridad sobre uno mismo, y que expliquen por qué deben confiar en ti: tráfico de tu página web, eventos llevados a cabo, alcance en redes sociales, artículos y conferencias, etc. Es posible que, por tu perfil, decidan proponerte otro proyecto, nunca se sabe.

 

4.- Más vale malo conocido.

¿Tienes algún vínculo personal con alguien “de dentro”, o un amigo de un amigo? No se trata de alcanzar un objetivo por la vía fácil, sino de que alguien próximo a la entidad, de reconocida reputación, pueda contrastar tu trayectoria. Si consigues que hablen bien de ti, no hará falta que tú mismo te vendas.

 

5.- Concreción e imagen. Crea una buena primera impresión.

Parece ser que has logrado conseguir un contacto de la empresa y su actitud ha sido positiva. Así que, como siguiente paso, trata de concretar una entrevista personal o virtual, y envía un dossier corto con la información que más puede interesarles: título del evento, invitados y ponentes, duración, coste total del proyecto, medios de difusión involucrados, logros (si los hubiera), etc. Aporta datos que aumenten la confianza del receptor sobre aquello que planteas organizar.

 

6.- Alcance, PR, Branding… comunicación y otras cuestiones.

¿Consideras que tu evento tiene la suficiente entidad como para ser publicado en las revistas del sector? Si deseas lanzar un proyecto cultural o vinculado con cuestiones de responsabilidad social corporativa de calado suficiente, es posible que una nota de prensa bien redactada y unas fotografías profesionales vinculadas a la entidad que deseas que apoye el proyecto, surtan efecto. Es difícil que puedas justificar un evento sólo por su potencial repercusión, a menos que se haga “a lo grande” y con importantes agentes involucrados. Pero la ilusión puede trascender muchas barreras.

 

Hay eventos que sin apenas recursos tienen mucho alcance, y al contrario: que una ingente inversión no consiga los resultados esperados. El trabajo, y por supuesto, el amor por la Arquitectura todo lo pueden. 

Autor:
Arquitecta en Morph Estudio y Directora de Proyectos de Hospitality. Es arquitecta por la UPV con un posgrado en Interiorismo en IED Barcelona. Ha colaborado como Consultora de Interiorismo en Retail con la Cámara de Comercio y fue la Coordinadora del Proyecto Umbrales by Philips de Visual Merchandising. Fundó un estudio propio y un centro de formación después de trabajar en Typsa durante varios años. Como docente y ponente, ha participado en charlas y talleres en el COAM, la Universidad Rey Juan Carlos, o las Facultades de Arquitectura de Valencia y Alicante. También ha colaborado con la agencia de comunicación de Arquitectura Pati Núñez Agency (Barcelona). Ha diseñado Pabellones, Panteones, Clínicas, Hoteles, Viviendas... y ha publicado proyectos en Proyecto Contract y en Dezeen.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts