Últimos posts
Tema - diseño
Tema - Pensamiento y crítica
Tema - Profesión

La arquitectura sostenible no se sostiene

Ciudad verde, Fuente: Shutterstock

Igual esto desata cierta polémica, pero ya es hora. Alguien tiene que decirlo: lo de la arquitectura sostenible no se sostiene.

 

Que si el término está de moda, que si ahora todo debe ser eco-friendly y si no haces arquitectura sostenible no estás a la última… Paremos esto de una vez.

 

Quizás no sea su culpa, y sólo sea otra de las consecuencias de nuestra obsesión continua de poner etiquetas a todo, en general, y a cualquier hecho artístico o arquitectónico, en particular.

En un encuentro en Oporto, Álvaro Siza me explicaba de esta forma su opinión sobre el afán que tenemos de catalogarlo todo:

 

“Hay demasiadas etiquetas. Los ‘-ismos’ son inventados por los historiadores o por los artistas mismos para poner orden en el análisis del conocimiento. Para saber la vía que se está siguiendo, que es siempre una cosa para partir hacia otra. No es una cosa fija. Como no se puede decir que Picasso es neoclásico, cubista, o expresionista o surrealista… Es todo eso. Porque todo eso hace parte del patrimonio de su obra, de su conocimiento.”

 

Que nadie me malinterprete. No quiero herir susceptibilidades.

No es que odie a la arquitectura sostenible. Lo que no soporto de ella es esa superioridad moral con la que se atreve a mirar por encima del hombro a las demás arquitecturas, como si fueran menos que ella por el simple hecho de que nadie las ha etiquetado como sostenibles.

Tanto es así que hace poco leía un artículo que aseguraba que la arquitectura del futuro será sostenible o no será.

Pero es que la arquitectura, sin apellidos, es sostenible o no es arquitectura.

 

Otro tema (que daría para otro artículo, o varios) es que con más frecuencia de la deseable se hayan proyectado construcciones que no tenían en cuenta la sostenibilidad y las hayamos etiquetado como arquitectura (de nuevo esa maldita manía de etiquetarlo todo).

Pero eso no las convierte en arquitectura. La arquitectura, la de verdad, o es sostenible o no es arquitectura. Será otra cosa (ya vendrá alguien a ponerle su etiqueta), pero no arquitectura.

 

Basta con leer los principios fundamentales de la arquitectura sostenible para darse cuenta de que lo de la arquitectura sostenible no se sostiene:

  • Consideración de las condiciones climáticas del entorno.
  • Eficacia y moderación en el uso de los materiales.
  • Optimización del consumo para calefacción, climatización e iluminación.
  • Cumplimiento de los requisitos de confort higrotérmico, salubridad, iluminación y habitabilidad.

 

¿Hay algún arquitecto en la sala que, leyendo estos principios, entienda que le pertenecen con exclusividad a la arquitectura sostenible? ¿Hay alguno que, leyendo estos principios, entienda que no son aplicables –y exigibles- a toda la arquitectura a la que se le presuponga un mínimo de calidad y reflexión teórica?

 

A mi parecer, la arquitectura sostenible se ha adueñado de estos principios para poder enarbolar la bandera de la sostenibilidad y mirar por encima del hombro a las arquitecturas que no comparten su etiqueta, pero en el fondo estos principios corresponden, por definición, a la Arquitectura entendida como el arte de proyectar para modificar el hábitat humano buscando el equilibrio entre estética, buen uso y funcionalidad de los espacios.

 

Así que ya basta. Arquitectura sostenible, ya no nos engañas. Serás sostenible, pero tu campaña de marketing populista ya no se sostiene.

No eres mejor que nadie. No eres más que arquitectura hecha de la forma que debe hacerse la arquitectura, aunque vayas vestida de etiqueta para la ocasión.

Autor:
Arquitecto formado en la U. Europea de Madrid y la New School of Architecture and Design de San Diego (California, USA). | MArch bajo la docencia de Álvaro Siza, E. Souto de Moura, Aires Mateus, Carlos Ferrater o Fran Silvestre (con quien ha colaborado) entre otros. | Actualmente desarrolla su Tesis Doctoral sobre la materialidad de la luz natural y su carácter cinético en la obra de Siza, lo cual compagina con el trabajo del estudio (www.raulgarcia-studio.com)
  • Claudio - 19 julio, 2021, 14:35

    Los que te miran por arriba del hombro son tus colegas, no “la arquitectura sostenible”. A hacerse cargo y decirlo con todas las letras.
    Por lo demás, visibilizar ciertos aspectos (los de la sostenibilidad) muchas veces dejados de lado por los arquitectos y desarrolladores inescrupulosos , no parece estar demás y ayuda al cliente a ser consciente de cuando contrata a un inservible, que lo hay, como en todo.
    A ver, superficie mínima de una vivienda 18 m2 en el código de edificación es una putada.
    Hacernos cargo de lo que somos, joder.

  • Flórida Sánchez - 19 julio, 2021, 16:12

    Estoy de acuerdo en que los principios de la arquitectura sostenible no le corresponden solo a ella, sino que más bien son parte de una buena arquitectura. Sin embargo, el problema es que incluso en las propias escuelas de arquitectura esos principios básicos se han obviado por años y años. Retomar esos principios es el camino a seguir, con o sin etiqueta!

  • CJ Guillen - 19 julio, 2021, 16:42

    El Partenón, madre de muchas Arquitecturas, fue sostenible, no?…ahí está y ha arrastrado su sustentabilidad hasta hace bien poco, ha costado 24 siglos deshacerse de ella. El drama es la Arquitectura sostenible sin Arquitectura.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts