Últimos posts
Tema - diseño
Tema - Pensamiento y crítica
Tema - Profesión

La arquitectura sostenible no se sostiene

Ciudad verde, Fuente: Shutterstock

Igual esto desata cierta polémica, pero ya es hora. Alguien tiene que decirlo: lo de la arquitectura sostenible no se sostiene.

 

Que si el término está de moda, que si ahora todo debe ser eco-friendly y si no haces arquitectura sostenible no estás a la última… Paremos esto de una vez.

 

Quizás no sea su culpa, y sólo sea otra de las consecuencias de nuestra obsesión continua de poner etiquetas a todo, en general, y a cualquier hecho artístico o arquitectónico, en particular.

En un encuentro en Oporto, Álvaro Siza me explicaba de esta forma su opinión sobre el afán que tenemos de catalogarlo todo:

 

“Hay demasiadas etiquetas. Los ‘-ismos’ son inventados por los historiadores o por los artistas mismos para poner orden en el análisis del conocimiento. Para saber la vía que se está siguiendo, que es siempre una cosa para partir hacia otra. No es una cosa fija. Como no se puede decir que Picasso es neoclásico, cubista, o expresionista o surrealista… Es todo eso. Porque todo eso hace parte del patrimonio de su obra, de su conocimiento.”

 

Que nadie me malinterprete. No quiero herir susceptibilidades.

No es que odie a la arquitectura sostenible. Lo que no soporto de ella es esa superioridad moral con la que se atreve a mirar por encima del hombro a las demás arquitecturas, como si fueran menos que ella por el simple hecho de que nadie las ha etiquetado como sostenibles.

Tanto es así que hace poco leía un artículo que aseguraba que la arquitectura del futuro será sostenible o no será.

Pero es que la arquitectura, sin apellidos, es sostenible o no es arquitectura.

 

Otro tema (que daría para otro artículo, o varios) es que con más frecuencia de la deseable se hayan proyectado construcciones que no tenían en cuenta la sostenibilidad y las hayamos etiquetado como arquitectura (de nuevo esa maldita manía de etiquetarlo todo).

Pero eso no las convierte en arquitectura. La arquitectura, la de verdad, o es sostenible o no es arquitectura. Será otra cosa (ya vendrá alguien a ponerle su etiqueta), pero no arquitectura.

 

Basta con leer los principios fundamentales de la arquitectura sostenible para darse cuenta de que lo de la arquitectura sostenible no se sostiene:

  • Consideración de las condiciones climáticas del entorno.
  • Eficacia y moderación en el uso de los materiales.
  • Optimización del consumo para calefacción, climatización e iluminación.
  • Cumplimiento de los requisitos de confort higrotérmico, salubridad, iluminación y habitabilidad.

 

¿Hay algún arquitecto en la sala que, leyendo estos principios, entienda que le pertenecen con exclusividad a la arquitectura sostenible? ¿Hay alguno que, leyendo estos principios, entienda que no son aplicables –y exigibles- a toda la arquitectura a la que se le presuponga un mínimo de calidad y reflexión teórica?

 

A mi parecer, la arquitectura sostenible se ha adueñado de estos principios para poder enarbolar la bandera de la sostenibilidad y mirar por encima del hombro a las arquitecturas que no comparten su etiqueta, pero en el fondo estos principios corresponden, por definición, a la Arquitectura entendida como el arte de proyectar para modificar el hábitat humano buscando el equilibrio entre estética, buen uso y funcionalidad de los espacios.

 

Así que ya basta. Arquitectura sostenible, ya no nos engañas. Serás sostenible, pero tu campaña de marketing populista ya no se sostiene.

No eres mejor que nadie. No eres más que arquitectura hecha de la forma que debe hacerse la arquitectura, aunque vayas vestida de etiqueta para la ocasión.

Autor:
Arquitecto por la U. Europea de Madrid y la New School of Architecture and Design de San Diego (California, USA). | MArch bajo la docencia de Álvaro Siza, E. Souto de Moura, Aires Mateus, Carlos Ferrater o Fran Silvestre entre otros. | Doctor Sobresaliente Cum Laude por la U. Politécnica de Valencia. Actualmente compagina la actividad investigadora con el trabajo del estudio (www.raulgarcia-studio.com)
  • Claudio - 19 julio, 2021, 14:35

    Los que te miran por arriba del hombro son tus colegas, no “la arquitectura sostenible”. A hacerse cargo y decirlo con todas las letras.
    Por lo demás, visibilizar ciertos aspectos (los de la sostenibilidad) muchas veces dejados de lado por los arquitectos y desarrolladores inescrupulosos , no parece estar demás y ayuda al cliente a ser consciente de cuando contrata a un inservible, que lo hay, como en todo.
    A ver, superficie mínima de una vivienda 18 m2 en el código de edificación es una putada.
    Hacernos cargo de lo que somos, joder.

  • Flórida Sánchez - 19 julio, 2021, 16:12

    Estoy de acuerdo en que los principios de la arquitectura sostenible no le corresponden solo a ella, sino que más bien son parte de una buena arquitectura. Sin embargo, el problema es que incluso en las propias escuelas de arquitectura esos principios básicos se han obviado por años y años. Retomar esos principios es el camino a seguir, con o sin etiqueta!

  • CJ Guillen - 19 julio, 2021, 16:42

    El Partenón, madre de muchas Arquitecturas, fue sostenible, no?…ahí está y ha arrastrado su sustentabilidad hasta hace bien poco, ha costado 24 siglos deshacerse de ella. El drama es la Arquitectura sostenible sin Arquitectura.

  • Dolores Victoria Ruiz Garrido - 1 agosto, 2021, 12:24

    VERDADES Y MENTIRAS SOSTENIBLES: CURSO DE VERANO (Universidad de Jaén 2010, sede La Carolina )
    Querido Raul,11 años han pasado de mi crítica al abuso de la palabra Sostenible y seguimos poniendo etiqueta “verde” a muchas obras que no lo son, pero desde luego NO comparto tu crítica a diferenciar la Arquitectura Sostenible de la Arquitectura porque primero no estamos cerca de haber alcanzado una práctica común de la Arquitectura sostenible (se sigue urbanizando y construyendo como hace 20 años) y segundo menoscaba el trabajo de personas a las que ADMIRO con rotundidad por su lucha contra el cambio climático y su trabajo por cambiar las prácticas actuales en arquitectura y en educación. Trabajo que llevan haciendo décadas, estudios de arquitectura volcados en la investigación de herramientas y estrategias que conviertan sus edificios en bastiones de la sostenibilidad (Social. Ambiental y Económica)
    ¿Que te o nos miran por encima del hombro?…Ojalá hubiera muchas más personas que pudieran hacerlo…ojalá hubiera más como Teresa Battlé y su marido (Pich Aguilera), o Cesar Ruiz Larrea, Iñaki Alonso con su super equipo Satt arquitectura, Carles Oliver, Eva Chacón , AbbA Arquitectos con Maria de la Barca y Alfonso Bermejo rehabilitando hasta la ultima piedra salvable de un edificio, TODA la familia ASA liderada hasta hace poco por Miguel Angel Diaz, Suraña Arquitectos con Isabel y Jose al frente, Virai arquitectura con Marta Parra y Juan Manuel Herranz…dejándose los sesos para ver como reutilizan la paja de los arrozales valencianos como aislante…y me dejo a muchísimos sin nombrar , es que hay TANTA gente que nos puede mirar por encima del hombro como tu dices…aunque lamentablemente lo hacen poco…porque esa devoción a mejorar el planeta va implícita en una manera de ser humilde y poco ruido hacen para lo que debieran…

    Si viviéramos en un mundo ideal te admitiría lo de que la Arquitectura Sostenible no necesita la etiqueta y quedarse sólo como Arquitectura pero tras dos décadas lidiando con ayuntamientos y clientes, viendo lo que ven mis ojos a diario…estimado Raul…tenemos que seguir luchando, usando etiquetas y SOBRE TODO DENUNCIANDO el uso inadecuado de ellas cuando así lo sea, que es muuuuchas veces, si algo no es sostenible y se vende como tal, ¡Entonces ahí estaremos!

    Te dejo la memoria del curso del 2010…fue un curso maravilloso y como ves aun necesario.

    “El uso y abuso del concepto de sostenibilidad llevado a múltiples campos del conocimiento y de su aplicación en la vida real, por ende en la disciplina arquitectónica, nos empuja a plantearnos la revisión de lo que entendemos por desarrollo sostenible sobre todo en marcos rurales y en ciudades pequeñas.
    Nuestra pretensión es la de abrir un campo de diálogo y de trabajo entre alumnos de arquitectura y de otras disciplinas relacionadas con el desarrollo de las ciudades y la ciudadanía, para estudiar cómo se están planteando las nuevas promociones de viviendas, la rehabilitación de barrios degradados y altamente emisivos y la preservación de los valores ambientales de los entornos en los que se interviene

    El arquitecto-a no sólo proyecta “objetos” = unidades de vivienda o edificios, sino que también proyecta ciudad. El político-a puede optar por un modelo u otro con sus decisiones. El ciudadano, vive (o sobrevive) en los lugares que resultan de estos procesos.

    La necesidad de avanzar en la concienciación de contaminar menos; avanzar más y mejor en la generación de energía a partir de reciclados urbanos o la potenciación de las instalaciones de biomasa local; la revisión sobre el uso que estamos haciendo de las energías renovables con todas sus posibilidades; la participación ciudadana en la toma de decisiones sobre el futuro de sus pueblos y ciudades… todos estos temas invitan a la vez a una reflexión sobre su adaptación al espacio urbano y a la arquitectura, sobre todo en entornos rurales cuyo paisaje y valores ambientales son más frágiles y a la vez más valiosos.

    El objetivo del Curso estriba en reunir a cualificados profesionales de la arquitectura, de la ciencia, de la tecnología y de las humanidades, a debatir y pensar sobre todos estos problemas, no sólo desde una vertiente teórica, sino también de una forma práctica a través de “workshops” a partir de una realidad concreta, que en este caso es el atractivo núcleo de La Carolina y su territorio, ordenado en su origen por una de las experiencias colonizadoras más interesantes llevadas a cabo en la Europa moderna.

    El workshop, trabajará sobre cómo compatibilizar el crecimiento de las ciudades con la conservación de los valores ambientales, sociales e históricos existentes en nuestros pueblos y ciudades: en el caso de La Carolina, “Las Huertas”.

    Loliví

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts