Últimos posts
Tema - Futuro
Tema - Pensamiento y crítica
Tema - urbanismo

Una utopía en forma de línea.

Imagen explicativa del proyecto

Hace menos de un mes que el heredero de la corona del reino del desierto presentó el último gran proyecto para el país. Se trata de una iniciativa que forma parte del mega-proyecto de la futura ciudad de NEOM, al norte del país y al borde del Mar Rojo. Ese delicado y casi ignoto paisaje de islas es uno de los cuatro que “The Line” recorre, adentrándose luego en una zona costera, que se continúa en una montañosa y verde, alcanzado finalmente los valles alrededor de la ciudad de Tabuk.

 

Como en el caso de proyectos anteriores, los números son de impresión. “The Line” es una ciudad para un millón de habitantes (esto no es mucho, en realidad) con una longitud de ciento setenta kilómetros nada más y nada menos. La ambición de la propuesta es tal que proclama que conservará el 95% de la naturaleza tal como está y será una ciudad no sólo sin emisiones de carbono, si no también sin coches ni calles, lo cual resulta una novedad.

 

El asunto de las cero-emisiones de carbono ya se ha intentado sin éxito anteriormente en otras ciudades como Masdar, proyectada por Norman Foster pero aún sin completar y probablemente sin haberse alcanzado el objetivo inicial. Queda por ver si la ausencia de coches y calles es posible, para lo cual se ha previsto una sección transversal de esos 170 km en tres niveles: el superior para los peatones, y los dos inferiores para servicios y transporte.

 

Así, el nivel intermedio de servicios es invisible y acomoda la infraestructura de la ciudad, mientras que el transporte se confía a un tren de alta velocidad y otros ingenios que puedan circular organizados por una inteligencia artificial que garantizará, según lo anunciado, que el viaje más largo de una punta a otra de la ciudad se realice en veinte minutos, lo cual obligaría a circular a una media de 510 km/hora, algo que ya ha sido objeto de debate, junto a otros muchos de los demás pormenores anunciados, en algunos portales de arquitectura.

 

En línea con el interés reciente en la ciudad de los quince minutos (París 2030 y otras en registros similares), The Line asegura acceso a pie a todo lo necesario en sólo cinco, hecho en el cual reside sin duda la dificultad de acomodar a un millón de personas en menos de esos 170 kilómetros que tanto recuerdan a una distopía que dejaría en ridículo el Venturiano strip de Las Vegas y otros posteriores.

 

Otro de los reclamos de la propuesta es el hecho de que su situación estratégica le conectaría con el 40% de la población mundial en menos de cuatro horas en avión, si bien quedan fuera de ese alcance todo el continente americano, gran parte de Asia, y Oceanía.

 

Aún quedan bastantes años para ver cuánto de la propuesta se convierte en realidad, pero mientras tanto, el proyecto puede enmarcarse como uno de los más ambiciosos que el planeamiento urbano reciente ha abordado.

Francisco Javier Casas Cobo es Doctor Arquitecto y vive en Riad (Arabia Saudí).
Autor:
Beatriz Villanueva es Doctora en Proyectos Arquitectónicos Avanzados, MArch y MPAA (ETSAM). Francisco J. Casas es Doctor en Comunicación Arquitectónica, MArch y Master en Análisis, Teoría e Historia de la Arquitectura (ETSAM). Fueron comisarios de “Menáge a Trois”, “F. A. Q.”, “Portfolio Speed Dating”, “Al Borde de la Crítica” y de la exposición "Couples & Co.: 22 Mirror Stories of Spanish Architecture" en Berlín, Hamburgo, Sevilla y Granada.  Han sido profesores en IED, UEM, UCJC, ETSA Zaragoza, Summer School AA (Londres) y ahora en Riad desde 2014.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts