Jaume Prat avatar

Reacción institucional

(Imagen: IES Drago, Cádiz, 1992. Alberto Campo Baeza, arquitecto. Foto: Hisao Suzuki)

Reacción:
3.f. Actitud opuesta a las innovaciones.
(del Diccionario de la RAE)

El maestro Alberto Campo Baeza, uno de los mejores arquitectos españoles vivos, ha sido galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura. No es posible exagerar la importancia de su obra, merecedora de cualquier reconocimiento imaginable. Aunque sí: a este premio le encuentro un pero relevante que se puede explicar analizando la obra de este arquitecto. Si la contemplamos en perspectiva encontraremos que el primer proyecto que hubiese podido galardonarse con este premio es su Centro de Formación Profesional de Salamanca. Campo Baeza lo realiza con 28 años. Su socio, Julio Cano Lasso, tiene 54. En 1992 realiza su primera obra digna de un Pritzker, ese prodigio de sensibilidad llamado IES Drago de Cádiz, con su ventana al mar, con sus juegos de escala, con sus reinterpretaciones de la arquitectura vernácula, con su patio, con sus juegos interior exterior y con esa capacidad de convertir en paisaje una obra muy compacta. Campo Baeza la realiza con 46 años.

            Ha tenido que esperar a los 74 para recibir el premio.

Ahora, analicemos el propio premio. El Nacional de Arquitectura es un premio prestigioso porque, incluso en los años más chungos de la dictadura, siempre fue otorgado a proyectos indiscutibles. Su año de creación es 1932. El primer arquitecto en recibirlo es Manuel Sánchez Arcas.

            Tenía 35 años.

Premiar a Sánchez Arcas con 35 era (es) un long shot. Premiar a alguien de 35 años en la primera edición era (es) una apuesta. Un canto al optimismo. Y aceptar el riesgo que la trayectoria posterior pudiese desmentir el galardón. Premiar a alguien de 35 años en la primera edición era (es) un acto de una valentía impresionante.

Sigamos. José Antonio Corrales recibe el premio con 27 años. Fernando Higueras, con 31. García de Paredes, con 32. Prada Poole, con 37.

En el 2000 el premio cambia de orientación y empieza a reconocer trayectorias. El prestigio y la calidad de los galardonados sigue siendo incuestionable. El premio, sin embargo, ha mutado. El segundo arquitecto más joven en recibirlo estos últimos 20 años es Carlos Ferrater, que lo recibirá por tercera vez con 65 años. Todos los arquitectos galardonados desde entonces son más viejos que él, con la sola excepción de Santiago Calatrava, que recibirá su reconocimiento con tan solo 54 años.

Premiar trayectorias y no obras es un error que le ha costado al premio su capacidad propositiva. Conste que no estoy protestando para nada contra el reconocimiento a los veteranos. Es más: algún día deberemos rendir cuentas al hecho que arquitectos como Antonio Barrionuevo Ferrer, Josep Maria Bosch Agustí, Jan Baca o Ramon Maria Puig, entre demasiados otros, desaparezcan sin ver reconocida su calidad excepcional.

Un premio es un proyecto. La deriva última del Premio Nacional de Arquitectura es reaccionaria. Es urgente tomar decisiones al especto. La gran calidad y prestigio de la arquitectura española lo merecen.

Autor:
[avatar]
Deprecated: the_author_description ha quedado obsoleto desde la versión 2.8.0. Utiliza the_author_meta('description') en su lugar. in /usr/home/blogfundacion.arquia.es/web/wp-includes/functions.php on line 4861 (Barcelona, 1975) Arquitecto por la ETSAB, compagina la escritura en su blog 'Arquitectura, entre otras soluciones' con la práctica profesional en el estudio mmjarquitectes. Conferenciante y profesor ocasional, es también coeditor de la colección de eBooks de Scalae, donde también es autor de uno de los volúmenes de la colección.
Notice: Undefined variable: aria_req in /usr/home/blogfundacion.arquia.es/web/wp-content/themes/arquia/comments.php on line 7 Notice: Undefined variable: aria_req in /usr/home/blogfundacion.arquia.es/web/wp-content/themes/arquia/comments.php on line 10
  • Notice: Undefined offset: 180 in /usr/home/blogfundacion.arquia.es/web/wp-content/themes/arquia/functions.php on line 422
    José Ramón Hernández Correa - 11 enero, 2021, 15:40

    Totalmente de acuerdo.
    Además, premiar una trayectoria es ir sobre seguro y no arriesgar nada. No es darle un premio a un joven que quién sabe si se va a “estropear” después. Es dárselo a alguien ya subido al Olimpo y, en ese sentido, nada peligroso.
    Muy bien puesto el dedo en la llaga.

  • Notice: Undefined offset: 180 in /usr/home/blogfundacion.arquia.es/web/wp-content/themes/arquia/functions.php on line 422
    Ana María Álvarez Gómez - 13 enero, 2021, 12:08

    Una idea interesante, como idea, la que plantea quien escribe. Pero parece que hubieran cortado el texto al publicarlo: ¿está cortado? No se acaba de entender si es una queja, sin más, o un “poner el dedo en la llaga”.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts