Alfred Hitchcock, Arquitecto

Por: Jaume Prat Ortells

Desde: diario16

«El número 1071 de la Quinta Avenida, justo enfrente de Central Park, aloja uno de los edificios más extraños de toda la ciudad de Nueva York: la primera sede del Museo Guggengheim, inaugurada en octubre de 1959 diez años después de la muerte de Solomon Guggenheim, su promotor, y seis meses más tarde de la muerte de su arquitecto, Frank Lloyd Wright, que propuso un artefacto consistente en una batería de ascensores que llevan al visitante a la última planta, desde la que parte una rampa que desciende en espiral hasta la calle. O sea: no bien llegas ya te empiezas a marchar. La rampa queda iluminada hábilmente desde arriba. Ni la ciudad de Nueva York ni el Central Park al frente se ven en ningún momento desde que se cruza la puerta de entrada hasta que vuelves a salir. La valiosa colección de arte se convierte en una excusa para una escenografía en la únicamente importa la arquitectura, lo que no nos debe de extrañar si consideramos el origen del proyecto: el reciclaje de una serie de arquitecturas para el coche que empieza a investigar ya antes de la Gran Depresión. (…) «

 

Acceder al Artículo AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts