1

CURTIS, W., Álvaro Siza. Obras y proyectos. Electa-CGAC, 1995

Siza, el maestro inclasificable.

 

Que el maestro portugués es un referente ineludible de la Arquitectura del siglo XX y principio del XXI es algo que pocos se atreven a cuestionar a estas alturas de su carrera.

Premio Mies van der Rohe, Premio Pritzker, Medalla de Oro del RIBA… Álvaro Siza colecciona los mayores reconocimientos a que puede aspirar un arquitecto, gracias a un estilo que le ha permitido proyectar iconos de la arquitectura en todas las décadas desde los años 50 hasta la actualidad.

Ha sido catalogado de minimalista, esencialista, contextualista, racionalista, pragmático… lo cual sólo demuestra que es imposible de clasificar. Álvaro Siza es tan minimalista como fue Mies van der Rohe y tan racionalista como lo fue Adolf Loos. Es tan contextualista como lo fueron Távora o Alvar Aalto y tan pragmático como Wright o Le Corbusier.

Porque  es todos ellos.

Álvaro Siza fue Távora en los 50 para sublimar la arquitectura tradicional portuguesa y dotarla de un halo de modernidad permanente en su Casa de Chà en Boa Nova y poco después fue Aalto en los 60 para conseguir que la arquitectura fuera uno con el entorno, generando con sus Piscinas das Mares en Leça de Palemira un paisaje construido de luz y límites difusos.

Cuando Portugal se abrió al mundo tras la Revolución de los Claveles, Álvaro Siza fue Le Corbusier en los 70 para viajar y conocer la Historia para poder, así, transformarla con sus viviendas sociales de SAAL.

Álvaro Siza fue Adolf Loos a finales de los 80 proyectando la FAUP desde el racionalismo más esencialista y desprendido de artificios.

En la década de los 90, Álvaro Siza vuelve a ser el Távora del contextualismo y el Aalto de la tradición para proyectar el Centro Galego de Arte Contemporáneo (1993), para poco más tarde ser otra versión de Le Corbusier más purista y pragmática que le permitiera diseñar un espacio religioso tan cargado de simbolismo y luz como la Iglesia de Santa Maria en Marco de Canaveçes (1996), y terminar siendo el Mies van der Rohe más minimalista con su Pabellón de Portugal para la Expo de Lisboa (1998).

En la primera década del siglo XXI, Álvaro Siza ha sido Frank Lloyd Wright para volverse orgánico en el diseño de la Fundación Ibere Camargo, cuyos sincretismos formales sin duda recuerdan al Guggenheim de Nueva York.

Fundación Ibere Camargo de Álvaro Siza Foto: Fernando Guerra

 

 

Museo Guggenheim Solomon R. de Frank Lloyd Wright

 

Por si esto fuera poco, en el camino Siza también ha sido en algún momento Bruno Zevi por su arquitectura orgánica; ha sido José Antonio Coderch por su honestidad constructiva y su defensa de conciliar tradición y progreso a partir del aprendizaje de la arquitectura popular; ha sido Luis Barragán puesto que, como dice William Curtis, ““Siza dio sobradas muestras de que era, igual que Barragán, uno de los pocos arquitectos modernos capaz de crear un lugar arquitectónico puro.”1 

Y también ha sido Louis I. Kahn en todo momento para estudiar, entender y ser capaz de modelar la luz natural como un material constructivo manejado al servicio del espacio construido.

Álvaro Siza ha sido todos estos maestros y muchos otros durante siete décadas hasta llegar a ser Álvaro Siza. Y es precisamente por ello que en las próximas décadas dejará de ser todos ellos para ser, “simplemente”, Álvaro Siza.

O quizás sea más sencillo y haya sido  “simplemente” Álvaro Siza durante todo este tiempo.

 

Notas de página
1

CURTIS, W., Álvaro Siza. Obras y proyectos. Electa-CGAC, 1995

Autor:
Arquitecto formado en la U. Europea de Madrid y la New School of Architecture and Design de San Diego (California, USA). | MArch bajo la docencia de Álvaro Siza, E. Souto de Moura, Aires Mateus, Carlos Ferrater o Fran Silvestre (con quien ha colaborado) entre otros. | Actualmente desarrolla su Tesis Doctoral sobre la materialidad de la luz natural y su carácter cinético en la obra de Siza, lo cual compagina con el trabajo del estudio (www.raulgarcia-studio.com)
  • Clara - 9 enero, 2019, 17:15

    Enhorabuena por este artículo, en él podemos apreciar el respeto y admiración que sientes por Siza.
    Gran conocedor de este arquitecto y de todos los que nombras haciendo similitudes con él.
    Fantástico!!!!

  • JAVIER - 12 enero, 2019, 14:09

    Este artículo de Raúl García sigue dejando constancia de su capacidad para expresar una gran idea sobre temas de Arquitectura, en muy pocas líneas. En esta ocasión, muestra también su pleno conocimiento sobre la historia reciente de la ARQUITECTURA y de la esencia conceptual de los Arquitectos que la proyectaron y construyeron. Su facilidad para detectar y transmitir al lector las concordancias entre obras y corrientes de distintas épocas de la Arquitectura reciente son de agradecer porque facilita la comprensión, en este caso, de la figura de Álvaro Siza de quien, sin duda, es un gran conocedor.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts