1

Hace poco los declararon Patrimonio Inmaterial de la humanidad en ocho países y yo lo celebré con un artículo en Diario 16.

2

Ignoro si lo han hecho o incluso si se conocen. Pero cómo molaría que pasase.

3

Más de una persona me ha contado cómo el gran Albert Viaplana pillaba servilletas de papel de los bares para dibujar croquis iniciales cuando el edificio estaba ya construido.

Escala Humana, una serie de arquitectura en TV2

El origen de la arquitectura es un tema que me interesa especialmente. Bueno, en realidad el origen es un tema que me interesa especialmente. Cualquier manifestación artística se define por una interpretación del origen, des del Neoclásico a las vanguardias de los años 20 pasando por el punk.

He tenido la fortuna de poder debatir este tema con dos personas diferentes. Simplificando lo insimplificable, para Juan Domingo Santos el origen de la arquitectura está en el movimiento de tierras, en la belleza de los márgenes de piedra seca 1 que permiten trabajar la tierra, ordenarla y tornarla productiva. Para Juan Navarro Baldeweg el origen de la arquitectura está en la Cabaña Primitiva. Si se sentasen los dos en una mesa a discutir el asunto 2 encontraríamos rápidamente que vienen a decir lo mismo de una manera opuesta. Los márgenes de piedra seca son un artefacto estrictamente funcional que nuestra mirada torna en algo representativo y bello. La Cabaña Primitiva es un artefacto representativo que se torna funcional.

La representación de estas dos tendencias va de perlas para ser narrada, porque es tan radical (en el sentido de narrar un inicio) que puede entenderse sin necesidad de ser arquitecto. Es algo inmanente a nuestra cultura.

Esta doble explicación simultánea variando de punto de vista constantemente es la génesis del programa Escala Humana, que se va a emitir cada miércoles a las 21h en la 2 de TVE.

Como buena génesis nos llegó a media producción de un modo paralelo a esas arquitecturas que encuentran su explicación definitiva cuando están medio construidas, o incluso después de ser terminadas.3 La organización de la serie es muy sencilla: teníamos temas y teníamos historias. Los trabajamos en paralelo, los mezclamos, lo trabajamos y nos quedaron unos programas temáticos basados en contar historias sobre intervenciones arquitectónicas que tengan que ver con ellos. Muchos temas, o muchas historias, son intercambiables perfectamente. No tan sólo no nos importaba, sino que tomamos esto como un signo de la complejidad de este arte, que admite múltiples explicaciones diferentes y simultáneas.

Los temas tienen que ver con este doble origen que he comentado. Nos interesaba aquello que tiene que ver con la función, el uso y el mantenimiento de una arquitectura que debería de hacernos la vida más agradable a todos: el verde, la sostenibilidad, la accesibilidad, etcétera. También nos interesaba el aspecto representativo, la mirada que desvela la belleza de lo que nos rodea: los espacios industriales, los edificios que muchos tirarían cuando pueden ser recuperados y reusados o aquellas construcciones que nos conmueven. Esta doble condición ha marcado el programa, y es nuestra voluntad explícita extenderla a los paisajes urbanos (y, espero, rurales en un futuro) que nos rodean.

Luego está como lo representas. Lo filmamos (casi) todo nosotros mismos para poder tener nuestra mirada. Jaume Clèries dirige el programa. Nuria Moliner, arquitecta e investigadora, lo presenta. Como también es música le ha metido banda sonora con su grupo Intana.

La mirada, el ritmo, la calidez. Esta es nuestra marca. También la pluralidad.

El equipo lo han conformado muchas personas diferentes con intereses y puntos de vista diferentes. Esto nos ha dado puntos de vista, orientaciones, juegos de equilibrio, maneras de ver, de narrar, de escribir diferentes. Justo lo que pasa, o lo que tendría que pasar, en una revista de arquitectura. Esta lógica también está ahí.

El trabajo está casi terminado. Ahora queda mostrároslo. Esperamos que os interese.

 

 

Notas de página
1

Hace poco los declararon Patrimonio Inmaterial de la humanidad en ocho países y yo lo celebré con un artículo en Diario 16.

2

Ignoro si lo han hecho o incluso si se conocen. Pero cómo molaría que pasase.

3

Más de una persona me ha contado cómo el gran Albert Viaplana pillaba servilletas de papel de los bares para dibujar croquis iniciales cuando el edificio estaba ya construido.

Autor:
(Barcelona, 1975) Arquitecto por la ETSAB, compagina la escritura en su blog 'Arquitectura, entre otras soluciones' con la práctica profesional en el estudio mmjarquitectes. Conferenciante y profesor ocasional, es también coeditor de la colección de eBooks de Scalae, donde también es autor de uno de los volúmenes de la colección.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts