MERCADO DEL VAL… ¿SUSTO O MUERTE?

Fundacion-Arquia-Blog-mercado-del-val-_-estampita-color-de-c3a9poca-muerte-foto-del-post_-r-blog

Por Rodrigo Almonacid C. Desde rarquitectura

“¿Y dónde quedó la Arquitectura? Sí, como ves, ni la palabra “Proyecto” ni “Arquitectura” se citan en el interminable título. Mi teoría es la siguiente: el título no pudo ser redactado por el arquitecto (prefiero pensarlo así), sino por quienes querían vender su producto ese día, es decir, el Ayuntamiento de Valladolid. Los gabinetes de prensa saben cómo hacer llegar la información a sus destinatarios, y saben bien que las claves del mensaje a lanzar debe estar incluido en el titular de la nota informativa. Y, querido lector, ya tenemos los comicios municipales a la vuelta del invierno como quien dice… a mí, no me hubiera parecido tan mal un título así en otro contexto, quizá más socio-económico, pero no allí entre el gremio de los arquitectos y tras unas conferencias magistrales sobre la cuestión de la renovación de los mercados de abastos a cargo de los catedráticos Eduardo González Fraile (ETSA.Valladolid) eIgnacio Paricio (ETSA.Barcelona, socio de Clotet&Paricio) y del profesor José González Gallegos (ETSA.Madrid, socio de Aranguren&Gallegos).

No discutiré los términos o propósitos del “titular” (que no “título”) de la charla, pues cae en lo periodístico, pero sí en lo que atañe a lo arquitectónico: el concepto de “rehabilitación”. Si por rehabilitar se entiende “Habilitar de nuevo o restituir a alguien o algo a su antiguo estado” (DRAE), pues va a ser que no. No se nos mostró una propuesta que tuviese por objetivo ese fin; si acaso se podría aceptar la acepción deREHABILITACIÓN tomando la acepción en Medicina que la define como “conjunto de métodos que tiene por finalidad la recuperación de una actividad o función perdida o disminuida por traumatismo o enfermedad”. (…)”

Acceder al artículo AQUÍ.

 

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts