ESTUDIOS DE ARQUITECTURA, COMPETITIVIDAD, ESTRATEGIA Y COMUNICACIÓN.

156LUNWERG- 029,

Por Stepienybarno

“(…) A la crisis, es cierto que, hay que sumar que a nuestros representantes colegiales les ha desbordado la situación, que las escuelas de arquitectura, en general, siguen haciendo como si no pasará nada y que la sociedad nos sigue viendo como bichos raros, divinos y casi nunca como nada bueno.

Ante este desolador panorama ¿qué se puede hacer? Pues, hacer, hacer… seguramente, no mucho. Si los arquitectos queremos seguir haciendo proyectos a la antigua usanza, mal vamos; no hay que recordar que, donde antes había 10 ahora hay uno y en vez de ser diez, somos veinte para ese uno.

De todas formas, antes de entrar en materia hay que puntualizar que, el colectivo de arquitectos, hasta hace cuatro días manejaba unas tarifas de honorarios mínimas y temas como publicitarse, no es que estuvieran mal vistos, estaban prohibidos.

Así, el gremio se acostumbró a una realidad que no nos hizo entrenarnos en el cuerpo a cuerpo del mercado laboral tal como hacían otras profesiones. Aun así, también nosotros pensamos que ojalá hubiera tarifas mínimas para que no nos diésemos navajazos por las migajas del pastel, pero no las hay. Y ojalá no hubiera habido una caída de proyectos tan espectacular, pero la realidad manda.

¿Significa esto que no tiene que haber estudios de arquitectura que se dediquen a hacer proyectos al uso? Nada más lejos de la realidad. ¿Significa que en las escuelas no se tiene que seguir enseñando con rigor la materia de proyectos? pues, por supuesto que no, es importantísimo que se enseñe; pero, igualmente, fundamental, a día de hoy, es que materias de orden empresarial y de comunicación entren en el corazón de los programas universitarios de nuestras facultades. No nos podemos permitir que el alumno emplee cinco años de su vida y que la única opción sea irse a Brasil o China. Es una irresponsabilidad no formar a los chavales para minimizar el desembarco en la realidad.(…)”

 

Acceder al artículo AQUÍ

 

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts