Urbanismo para la negociación

Por: Xavier Monteys

Desde: EL PAÍS

A los promotores de las propuestas urbanísticas debemos decirles que algunas de estas críticas son contra estas actuaciones en sí mismas ya que no están bien diseñadas y carecen de sensibilidad

Nadie está a favor de la contaminación, nadie está en contra de salvar vidas. Buscar amparo en premisas como esta para llevar a cabo propuestas en materia de diseño de la ciudad no garantiza que estas sean necesariamente buenas. Escribo esto en relación a la propuesta para el chaflán de Rocafort y Consell de Cent, en Barcelona, la última intervención del llamado urbanismo táctico. Resulta inevitable recordar la encrucijada de Drachten en la que el ingeniero holandés Hans Monderman, propuso aplicar el principio al que llamó Unsafe is safe (lo inseguro es seguro), pasando a la historia del debate sobre la relación entre peatones y el diseño del tráfico en las ciudades. La modificación del cruce de Drachten, partía de la supresión de las señales de tráfico tanto horizontales —las marcas de los carriles—, como verticales —semáforos y señales convencionales—, luego matizadas por elementos como por ejemplo pavimentos de adoquines. Desde entonces se han realizado distintas intervenciones en algunos cruces especialmente conflictivos de diferentes ciudades europeas, basadas además en el principio de la negociación entre los actores que participan en un cruce, peatones, automóviles y bicicletas.

 

Acceder al artículo AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts