Últimos posts
Tema - Arquitecto y sociedad
Tema - edificación
Tema - urbanismo

Balcones y cultura de cuarentena: umbrales hacia otro mundo

Talleres Antropoloops / Captura de vídeo.

La “cultura de cuarentena” que estos días emerge en medio de la crisis sanitaria invita a la imaginación política en arquitectura. Espacios intersticiales como las ventanas, los balcones y los portales acogen dinámicas sociales solidarias y de mutuo apoyo que traen al primer plano muchos valores que el frenesí productivo y de crecimiento económico deja en la sombra. La cultura de cuarentena emerge como un fantasma de otro orden del mundo posible. Entre los espacios intersticiales que hoy cobran protagonismo destacan sin duda los balcones. Su situación ambigua entre lo íntimo y lo expuesto los convierte en espacios simbólicos y prácticos, en los que puede aflorar de forma viral la empatía y la compresión. En escenarios espontáneos para la solidaridad social, el deseo de contacto, el reconocimiento de los cuidados, la importancia de su distribución.

 

La arquitectura lleva tiempo atenta a estos espacios compartidos como ámbitos de contacto y sociabilización que asisten y enriquecen a la convivencia, y también participa de algún modo en la generación de “bolsillos de contacto” como parte de un bien común irrenunciable. En las noticias hemos visto estos días el complejo residencial en Mairena del Aljarafe de Gabriel Verd+Buró4, cuyos vecinos fueron elogiados por el presidente de la OMS por su buen talante: organizaron un bingo intercambiando cartones por wasap y una clase de gimnasia con el espacio colectivo central como escenario. En el diseño el arquitecto había prestado especial atención a las áreas comunales, consciente de su valor práctico y simbólico, pero sin sospechar que se gestionarían de esta forma inusual en una situación extrema de reclusión como la que estamos viviendo. Los balcones de la “cultura de cuarentena” son físicos y a la vez tecnológicos. Otra iniciativa en Sevilla es la de Juan Duque Oliva, que proyecta cada día desde su casa sobre las fachadas  de los bloques residenciales que lo rodean fotografías tomadas en la calle y otras que le envían  sus vecinos por medios electrónicos. Como dice Reyes Gallegos, no solo anima sino que reconoce, ya que presenta a personas y actividades laborales muchas veces invisibles que sostienen nuestras vidas cotidianas.

También hemos visto estos días como diversos medios seleccionan y recomiendan contenidos disponibles online, haciendo de “editores” del caótico amasijo cultural que es Internet. Bibliotecas y archivos de diferentes instituciones abren sus puertas haciéndose accesibles. Otras iniciativas dan un paso más allá, como los Talleres Antropoloops de los arquitectos Rubén Alonso y Fran Torres, que han creado una herramienta online y gratuita de remezcla musical para hacer música. Estos días invitan a usarla para crear temas en familia. Todo el proyecto de Antropoloops está volcado en el cuidado de la cultura musical global como bien material y parte del bien común, contando con la tecnología y la cultura social en las redes como su gran aliado. En sus palabras: “Usamos la remezcla musical como un lugar de juego y encuentro, un espacio donde la diferencia se entiende de manera creativa, dinámica e inacabada”.

 

Balcones y bolsillos para lo común, escenarios y remezclas de lo disponible y lo conocido, experimentos que invierten las reglas de la performance, invitando a pensar de otro modo la distinción entre urbanismo y arquitectura, medioambiente y tecnología. Tecnológicos o urbanos, estos balcones para el contacto, el apoyo mutuo y el aprecio por los otros, son algo más que una metáfora de otro mundo posible. Son una promesa, una herramienta pedagógica, un primer paso en un sendero que sólo se puede hacer caminando.

 

Autor:
Paula V. Álvarez es una arquitecta con sede en Sevilla, fundadora de la práctica editorial Vibok Works . Su trabajo reúne investigación, edición, diseño y escritura desde una perspectiva experimental y crítica. Su principal interés de investigación es cómo el encuentro del enfoque académico de los Estudios Culturales y de la Ecología de los Medios con la experimentación arquitectónica desde inicios del s. XX hasta nuestros días puede habilitar una comprensión más profunda de la renovación de las técnicas de arquitectura en el seno de la globalización electrónica y la cultura tecnográfica.
  • Lancares Arquitectos Valencia - 24 abril, 2020, 20:07

    Muy interesante!!!

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts