Últimos posts
Tema - Competencias
Tema - Profesión

Los arquitectos hablan de BIM: promesas del presente (Parte I)

Nos cuenta Sergio Marín (arquitecto funcionario de la Comisión Europea) que el término Revit – que es el software BIM de Autodesk – procede de Revise it o Revise instantly.

Y es que la metodología BIM (acrónimo de Building Information Modelling) promete reducir la cantidad de errores proyectuales por posibles interferencias constructivas. Esto ocurre, según Jaime Méndez Quintero, director de proyectos de 3G Office, porque se intercambia información de diseño y cálculo entre distintos programas.

Para los arquitectos consultados, la verdadera utilidad de BIM, radica en la exportación de datos que adopten sus protocolos (geométricos, estructurales, temporales, de costes, etc.). Leyre Victoria Octavio de Toledo, directora de arquitectura en Aguirre Newman, indica que esto facilita “que el equipo de ejecución sea capaz de anticipar soluciones técnicas en fases previas”.

 

Más tiempo para pensar, menos para ejecutar

Plantear, desde el inicio del proyecto, los mecanismos de exportación a la realidad, resulta complejo. José Hernando, arquitecto en ARUP, afirma que “las soluciones mágicas propuestas por la industria de software, luego no lo son en absoluto”.

Lo corroboran muchos compañeros, como José Troya, CEO en 24studio, que explica que, cuando se trabaja en BIM, “no se dibujan líneas, sino que se construyen muros, así que el proceso inicial de dibujo resulta más tedioso y lento, pero se consigue un gran rendimiento en las fases de ejecución y obra”. Javier Casado Ortiz, Office BIM manager de AECOM, confirma que BIM “resuelve situaciones singulares de los proyectos que antes se ignoraban hasta la fase de construcción”.

Estación de Sofía (realizada por el equipo BIM de Typsa)

Visualización BIM de AECOM (a la izquierda) y Typsa (a la derecha)

¿Entonces BIM no optimiza los tiempos en la fase proyectual? Parece ser que la planificación previa, la programación del software y la implantación de un auténtico pensamiento BIM en la empresa, ralentizan el desarrollo de los primeros proyectos o de las primeras fases del mismo, pero ello se compensa a posteriori con menos interferencias y mejores soluciones constructivas.

En esto coinciden casi todos los entrevistados, como Salvador Fernández Fenollera, director de arquitectura en TYPSA, que cree que se incrementa el tiempo dedicado a planificar el trabajo antes de empezar a dibujar, aunque, “la duración final de la producción documental se reduce”. Coincide la opinión de Antonio Sánchez Aguilar, arquitecto diseñador BIM en Godwin Auster Johnson-Dubai-UAE, que además considera que “el modelo tradicional de trabajo (para una gestión productiva, y fuera de esta metodología) está agotado totalmente”.

 

Proyectos con BIM ¿grandes, complejos?

En cuanto al uso eficaz en proyectos BIM, existen opiniones encontradas.

Enrique Alario, arquitecto técnico muy activo en redes sociales, recomienda el uso de software BIM en cualquier tipo de proyecto, ya que es “como si hace años, nos planteásemos si es recomendable utilizar AutoCAD en determinados casos”.

Sin embargo, Samuel Rubio, arquitecto en BIG (Bjarke Ingels Group) no sostiene su necesidad en “pequeños proyectos, fácilmente modificables”. Él emplea BIM “desde siempre”, sobre todo por su requerimiento potencial por parte de grandes estudios.

Otros arquitectos descartan su empleo cuando el proyectista o la empresa no conocen en profundidad la metodología, más que por la magnitud del proyecto.

Luis J. Aguilar Benavides, piensa que aprender el manejo de programas BIM, no implica un uso adecuado a posteriori, y que resulta difícil explotar todo su potencial. Fernández Fenollera considera que los proyectos de pequeño tamaño pueden ser BIM, “con clientes privados, que entiendan la arquitectura, y que quieran construir una vivienda de mucha calidad con participación en el proceso.” Pero es rotundo al afirmar que no lo usaría en “un primer rascacielos de un país en vías de desarrollo, con contratistas locales y una baja del 45%, en fast track, empezando en dos semanas”. En esto coincide Pablo Gilabert Boronat, gestor de proyectos I+D en Cype, que no recomienda el empleo de BIM en grandes diseños si se emplea por primera vez.

 

Daremos casi la vuelta al mundo para hablar de BIM. Hemos hablado de presente y comentaremos su futuro, en próximas conversaciones (dando la palabra a otros profesionales que han colaborado en el artículo). Esperemos que no sea un camino sin retorno, o al menos, que nos permita conseguir una realidad arquitectónica más lograda y mejor resuelta.

 

Agradezco la colaboración para la realización de este artículo de Antonio Sánchez Aguilar (Arquitecto Diseñador BIM en Godwin Auster Johnson-Dubai-UAE), Samuel Rubio Sánchez (Arquitecto en BIG y Fundador de SR Studio), José Hernando (Arquitecto en ARUP), Jaime Méndez Quintero (Director de Proyectos en 3G Office), Alfonso de las Peñas (Operations Director Tetris Arquitectura), Javier Casado Ortiz (Office BIM Manager de AECOM para Building & Places) y Carlos Temprano, Leyre Victoria Octavio de Toledo Rodríguez (Directora General División Arquitectura AGUIRRE NEWMAN) y Anna Gener Surrell, Salvador Fernández Fenollera (Director de Arquitectura de TYPSA), Luis J. Aguilar Benavides, Enrique Alario, Pablo Gilabert Boronat (Gestor de Proyectos I+D Cype), Sergio Marín García, (Arquitecto Funcionario de la Comisión Europea), Almudena Díaz Puertas (Arquitecta municipal del departamento de disciplina urbanística), Juan Manuel Fernández Alonso (Consejero Técnico de la Oficina de Estudios y Evaluación Urbana de la DG de Planeamiento y Gestión Urbanística, del área de desarrollo urbano sostenible del Ayuntamiento de Madrid), José Troya (arquitecto y CEO de 24studio), César Alonso Moro (arquitecto en “El Bulli Foundation”), Lorena Torres Boker (Fundadora y CTO de VRandGO!), Jon Aguirre Such (arquitecto de Paisaje Transversal), Jesús A. Izquierdo (arquitecto de Herizo)
Autor:
Amparo Martínez Vidal
Arquitecta en Morph Estudio y Directora de Proyectos de Hospitality. Es arquitecta por la UPV con un posgrado en Interiorismo en IED Barcelona. Ha colaborado como Consultora de Interiorismo en Retail con la Cámara de Comercio y fue la Coordinadora del Proyecto Umbrales by Philips de Visual Merchandising. Fundó un estudio propio y un centro de formación después de trabajar en Typsa durante varios años. Como docente y ponente, ha participado en charlas y talleres en el COAM, la Universidad Rey Juan Carlos, o las Facultades de Arquitectura de Valencia y Alicante. También ha colaborado con la agencia de comunicación de Arquitectura Pati Núñez Agency (Barcelona). Ha diseñado Pabellones, Panteones, Clínicas, Hoteles, Viviendas... y ha publicado proyectos en Proyecto Contract y en Dezeen.
  • Pedro Antonio - 17 enero, 2018, 21:22

    Amparo, tan acertada como siempre.
    Gracias por tu labor de motivarnos a los profesionales cada día.

  • Evelio E. Sánchez Juncal - 19 enero, 2018, 0:44

    Bravo!! Cada vez más voces para conocer el BIM.
    Por mi parte, junto con tres compañeira arquitectos más, aportando un granito de arena desde BIMrras podcast los días 1 y 15 de cada mes. Espero verte por allí!! :-)

  • Jorge Beneitez - 19 enero, 2018, 9:32

    Amparo, gran articulo, gracias por compartir.
    Hace mas de 10 años que usamos Archicad en nuestro estudio (es el primer software BIM que lleva en el mercado desde el año 84) y nos ganamos la vida haciendo todo tipo de proyectos, sobre todo en fase conceptual desde Hong Kong.
    Somos un equipo de 6 personas trabajando coordinadamente, usando varios programas (Rhino, Grasshopper, Archicad…) y para nosotros BIM es la manera de ser competitivos, precisos y sobre todo rapidos.
    Usando una metodologia tradicional de proyecto, seria imposible desarrollarlos en tiempo y de manera viable para el estudio.
    La gente le tiene mucho miedo al BIM, por que se esta mitificando mucho y rodeandolo con mucha teoria, pero no tiene tanta complicacion, la verdad, aunque si que requiere un pequeño esfuerzo mental para adaptarse y experiencia. Una vez que has superado la fase inicial, el primer año, y que has interiorizado los procesos se vuelve natural y se comienza a ver la mejora. Lo que solemos ver en nuestros cursos e implementaciones es que la gente suele tirar la toalla antes.

    Es estupendo este esfuerzo de divulgacion sobre el BIM. Enhorabuena y muchas gracias por darnos voz!

  • Amparo Martínez Vidal
    Amparo Martínez Vidal - 20 enero, 2018, 13:25

    Muchas gracias a todos, Evelio, Jorge y Pedro, por los comentarios ¡Os agradezco el apoyo!

    Estamos en un momento clave, tenemos que “ponernos las pilas” con el BIM, pero usar mal el software BIM (lo digo por experiencia propia, me ha pasado) es peor que usar CAD.

    Y en eso es muy importante la confianza del cliente. Debería dejarnos más tiempo para desarrollar proyectos BIM, si no, el esfuerzo será en balde.

    ¡Un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts