1

Marina Pascale: Una mirada humana

Por Marina Pascale1 en Revista Volum

El desafío, como arquitecta, es entender que para ellos una “habitación más” bien vale un “patio menos”, a pesar de la importancia que merece una correcta iluminación y ventilación. Compartir sus necesidades e intentar que acepten otras prioridades es la primera urgencia.

Llegué a Barrio 31 con el compromiso asumido de mejorar las condiciones edilicias y habitacionales. Hoy, un año y medio después, asumo que para integrarlos a la modernidad hay que entender sus necesidades propias y reales. Imponer modelos no hará que sus planteos cambien.

Un arquitecto que no conecta con las emociones, los miedos, las carencias afectivas de los pobladores no puede encarar mejoras urbanas. No se trata de los enunciados políticos ni las directrices internacionales, es la realidad la que tiene fuerza de ley. Ellos son los que más luchan con la ausencia y el abandono, el estigma de ser “los del fondo”.

Accede al artículo AQUÍ


Imagen de portada: Vista del Barrio 31 en primer plano con el centro de Buenos Aires al fondo. Fuente: Secretaría de Integración Social y Urbana, GCBA
Notas de página
1

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts