Últimos posts
Tema - Arquia / Próxima
Tema - Foro – VI Edición
Tema - Pensamento e crítica
Tema - VI Edicão
1

La mesa se planteó a partir de preguntas directas a cada uno de los autores, sin explicar en ningún momento cuál era su proyecto ni en qué consistía. Entre el público nos preguntábamos qué era lo que estábamos viendo, y por qué eran esos y no otros los proyectos que responden a lo que es “investigación” para los jurados del concurso. Había que llegar con las propuestas estudiadas de antemano.

2

Editado por After Belonging Agency y publicado por Lars Mûller

3

Editado por José Aragüez y también publicado por Lars Mûller (la casualidad)

4

Realizado por Juan Pedro Vega de Arquitectura a Contrapelo.

5

Realizado por Nomad Garden.

6

Ni siquiera se dejó tiempo para la discusión tan intensa que sí hubo en las mesas anteriores.

7

 “Pensamiento Operativo” en el Festival ARQUIA Próxima

Mesa de discusión “Pensamiento operativo” celebrada durante el Festival ARQUIA Próxima
 © Península Work

Cuando asistí al Festival ARQUIA Próxima mi interés se centró en el espacio reservado a proyectos de investigación y teoría. Habían sido agrupados en una única mesa, presentada con estas palabras: “La investigación ofrece una vía alternativa con la cual abordar temas más amplios a los puramente disciplinares, generando un conocimiento periférico a la arquitectura y apuntando en muchos casos nuevas vías que inspiran la práctica profesional”. La investigación aparece, así, como algo alternativo, secundario, con una misión romantizada y alejada de la disciplina. Su título era “Pensamiento Operativo”. Operativo más que un apellido pareciera una disculpa, una justificación de que si pensamos lo hacemos para aplicar rápidamente el conocimiento, o al menos para que lo apliquen los que se dedican a la arquitectura “de verdad”.

Entre las realizaciones1 estaba el libro After Belonging,2 en el que se recoge el proyecto curatorial de la Trienal de Arquitectura de Oslo de 2016. Otro libro, “The Building”3 es producto de una serie de encuentros académicos entre 2014 y 2016 en los que se trató la conexión entre la teoría periférica y la práctica de la arquitectura dirigida a la edificación. El ganador de la categoría, Bartlebooth, es una editorial que desde 2013 viene publicando libros y  “experimentos” de tiraje limitado en las que participan múltiples autores. Hasta aquí parece que investigación: edición. En ninguno de los proyectos el autor realiza un aporte singular, sino que mantiene la figura de dinamizador de procesos de mayor recorrido, editando el trabajo de firmas y expertos a menudo veteranos.

El proyecto ORDEN4 llamó la atención por su sencillez y claridad. Se trata de una serie de láminas que ordenan representaciones arquitectónicas de ciudades, manzanas, casas o circuitos de Fórmula 1. Pósters sin necesidad de investigación profunda o axiomas teóricos que se venden a 18 euros en su página web (yo ya he pedido el mío). Garden Atlas5,por su lado, es una herramienta web que permite realizar fichas técnicas de jardines y facilita el mapeado de las especies, su clasificación con dibujos botánicos y un álbum de fotos. Es la infraestructura de una base de datos que aún está por construirse y que busca la colaboración de usuarios externos. Por último, El Booom del Verano, Realizado por Vilaplana&Vilaplana, es una instalación urbana temporal de tintes rossianos, que se basa en el uso de la forma, la memoria y lo lúdico.

El panorama me dejó preocupado. Aunque las seis propuestas son de una calidad innegable, la mesa se sintió como un cajón desastre ubicado a la cola del festival6. La investigación española emergente en arquitectura estuvo representada por tres procesos editoriales, una serie de pósters, una herramienta digital y una falla. Curioso cuanto menos. Además, que sólo un tercio representen procesos académicos rigurosos pone en cuestión para qué diablos nos dejamos el lomo en las universidades apoyando la investigación joven. ¿Dónde están los productos de nuestros doctorandos y másteres? ¿Dónde están los artículos originales? ¿Las tesinas y las tesis? ¿Se gasta el dinero en becarios de posgrado cuyos productos no merecen ser reconocidos?

También, despierta debate que la mitad de los seleccionados sean procesos editoriales. ¿De verdad necesitamos que nuestras ideas estén acompañadas de grandes voces para que adquieran relevancia? ¿Tienen que estar OMA, Bernard Tschumi, o Jill Stoner en nuestros proyectos para que se valore lo que tenemos que decir? Me gustaría creer que no.

 

Notas de página
1

La mesa se planteó a partir de preguntas directas a cada uno de los autores, sin explicar en ningún momento cuál era su proyecto ni en qué consistía. Entre el público nos preguntábamos qué era lo que estábamos viendo, y por qué eran esos y no otros los proyectos que responden a lo que es “investigación” para los jurados del concurso. Había que llegar con las propuestas estudiadas de antemano.

2

Editado por After Belonging Agency y publicado por Lars Mûller

3

Editado por José Aragüez y también publicado por Lars Mûller (la casualidad)

4

Realizado por Juan Pedro Vega de Arquitectura a Contrapelo.

5

Realizado por Nomad Garden.

6

Ni siquiera se dejó tiempo para la discusión tan intensa que sí hubo en las mesas anteriores.

7
Autor:
Arquitecto, Investigador. Investigador pre-doctoral en el programa Arquitectura. Historia y Proyecto del Politécnico de Turín. Ex Profesor de la Universidad de Los Andes, Colombia. Colaborador de Historia National Geographic. Fundador de blogURBS y URBS Revista de Estudios Urbanos y Ciencias Sociales . Antiguo corresponsal de La Ciudad Viva .

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts