EL TIEMPO TAMBIÉN CONSTRUYE

fundacion-blog-arquia-fundacion-arquitectura-emilio-tuñon-el-cultural-arquitectura-viva

Por Emilio Tuñón Desde Arquitectura Viva

“Dieciséis años después de que Patrimonio Nacional se embarcara en un ambicioso proyecto para la construcción del Museo de las Colecciones Reales, se puede decir que el edificio está finalizado, aunque su apertura se prevea para dentro de un año. En el tiempo que hemos pasado trabajando en el Museo muchas cosas han ocurrido, y sin duda la más importante para nosotros ha sido la desaparición, hace ya cuatro años, del arquitecto Luis Mansilla, querido amigo y compañero.

Lamentablemente, en estos dilatados años de trabajo en común también hemos vivido una incontrolada aceleración del tiempo en los procesos constructivos, catalizada por una interpretación mercantilista de la arquitectura. El desprecio de algunos arquitectos, constructores y políticos por el paso del tiempo ha contrastado siempre con nuestra firme voluntad de tratar el tiempo, en la vida y por extensión en la arquitectura, como un hermoso material de construcción.

Pero el tiempo de la arquitectura es largo, y los procesos edificatorios siempre tienen su inicio muchos años antes con la construcción del lugar… Y así, sería necesario hablar también del tiempo en el que se empezó a configurar el entorno donde hoy se ubica el Museo, cuando el rey Felipe V, tras el incendio del antiguo Alcázar de Madrid en la Nochebuena de 1734, hizo llamar al arquitecto Filippo Juvarra para construir un nuevo palacio para la nueva dinastía de los Borbones.

El fallecimiento de Juvarra, dos años después de ser llamado por Felipe V, hizo que su discípulo Giovanni Battista Sacchetti fuera el arquitecto que llevara a cabo la construcción del Palacio Real de Madrid sobre los restos calcinados del Alcázar de los Austrias y de la Alcazaba hispano-musulmana. Sacchetti, más pragmático que su maestro, construyó, siguiendo las instrucciones de su ‘cliente’, un hermoso palacio de granito y piedra caliza que se asentaba sobre un complejo sistema de rampas que trataban de conectar el Palacio Real con los jardines del Campo del Moro, situados al nivel del río Manzanares (…)”

 

Accede al texto, AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts