DEL ARQUITECTO ESTRELLA AL ARQUITECTO GUÍA

fundacion-blog-arquia-el-pais-cultura-babelia-anatxu-zabalbeascoa

Por Anatxu Zabalbeascoa Desde Babelia, El País Cultura

“El oncólogo Surendra Shastri lleva 20 años salvando la vida a mujeres en el hospital Tata Memorial de Bombay. Lo hace sin laboratorios ni patólogos. La Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) lo premió por prevenir el cáncer entre los más pobres utilizando únicamente vinagre para blanquear las células premalignas en el útero. El coste de su método preventivo es de 40 céntimos de euro. Sus consecuencias, imprevisibles.

Trabajar con lo que se tiene a mano, sin esperar la llegada de grandes presupuestos, ha sido una constante en la historia de la humanidad. De repente se ha convertido en el gran reto del siglo XXI. También de su arquitectura. ¿Por qué? Por la colosal desigualdad. Vivimos en un mundo global que el 75% del planeta no puede aspirar a compartir con justicia. Convertir la arquitectura en una disciplina inclusiva se ha vuelto tan necesario para el mundo como para los arquitectos. En su mejor versión, esta profesión ha demostrado que puede hablar desde la culminación de la cultura. Debe establecer ahora cómo situarse en la cima de la sociedad trabajando desde abajo, escuchando las necesidades de las personas antes de aplicar teorías o estrategias que sólo sirven para construir con muchos medios y en ciudades formales.

Más que una cuestión ética, la nueva arquitectura aborda un asunto pragmático. Nunca antes hubo tantos proyectistas. Ya no son una clase privilegiada. Por eso su mirada se extiende hasta lugares y clientes alejados del privilegio. Que tiene más sentido reparar barrios deteriorados que inaugurar nuevos vecindarios es fácil de entender en todos los ámbitos excepto en el de la especulación inmobiliaria. Esa es una clave de la nueva arquitectura: debe decidir si quiere ser solución social, cultura o negocio. En qué orden. Y en qué proporción. (…)”

 

Accede al artículo, AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts