Apuntes sobre el libro: «La ciudad de los ricos y la ciudad de los pobres”» de Bernardo Secchi

Por Sabrina Gaudino Di Meo

Desde Urban Living Lab

“Un título sugerente como el del último libro del urbanista Bernardo Secchi «La ciudad de los ricos y la ciudad de los pobres» puede dar una idea general sobre su contenido: desigualdad, discriminación y exclusión social. En gran parte éste es el centro argumental, pero además, en el texto se aborda la cuestión urbana como un manifiesto de la ciudad que debería ser. Cómo debería ser la práctica del urbanismo utilizado como instrumento de sutura, de acercamiento y de equilibrio social… Suena paradójico que el urbanismo sea un medio para conseguir tal objetivo cuando han sido tantos los despropósitos orquestados desde este campo, pero el urbanismo es política y a través de este se juega la responsabilidad más allá del poder.

«(…) El urbanismo tiene importantes y precisas responsabilidades en el empeoramiento de la desigualdad y el proyecto de ciudad debe ser uno de los puntos de partida de cualquier política dirigida a su eliminación u oposición. Las responsabilidades del urbanismo no se sitúan, sin embargo, en el terreno de los valores y de la consiguiente definición de los objetivos que su proyecto se propone conseguir, sino en el terreno de la técnica, de los dispositivos analíticos y proyectuales que se ofrecen para afrontar y resolver una serie muy variada de problemas inherentes al proyecto de la ciudad.» (p.15)

Con una extensa trayectoria de implicación en la práctica y teorización urbanística, Secchi aporta en este libro un argumento compuesto por tres tesis principales: primera, «la nueva cuestión urbana» como «una consecuencia no secundaria de la crisis que atraviesan hoy las distintas economías del planeta»; segunda, «la cuestión urbana vuelve al primer plano cuando la estructura de la economía y la sociedad cambian»; y tercera tesis, «el espacio no es infinitamente maleable ni disponible ante los cambios de la economía, las instituciones y la política». Estas tesis se basan en tres ejes centrales: La desigualdad social, el cambio climático y el derecho a la accesibilidad (…)”

 

 

Accede al artículo,  AQUÍ

 

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts