Últimos posts
Tema - Futuro
Tema - Investigación
Tema - Pensamiento y crítica
Tema - Sin categorizar
1

Paper: Effects of biophilic indoor environment on stress and anxiety recovery: A T between-subjects experiment in virtual reality, 2020. link

2

 Paper: The Effects of Perceiving Color in Living Environment on QEEG, Oxygen Saturation, Pulse Rate, and Emotion regulation in Humans, 2014 link

3

 The Holistic Impact of Classroom Spaces on Learning in Specific Subjects, 2016. link

4

Brain Landscape The Coexistence of Neuroscience and Architecture, 2008. link

Neuroarquitectura aplicada al diseño de espacios de trabajo

Laboratorio de Representación Fenomenológica. Imagen de Ana Mombiedro

 

¿Podemos diseñar espacios de trabajo que mitiguen el estrés, potencien la concentración y favorezcan la creatividad? Mi respuesta, tras años de investigación sobre los vínculos entre la arquitectura y el comportamiento, es que sí. Descubre cómo hacerlo.

Estar expuestos a espacios verdes reduce de estrés y la ansiedad1, visualizar el rojo genera mayor actividad neuronal2 y el ruido de fondo entorpece la concentración3. Pero cuando ya sabemos que el todo es más que la suma de sus partes, por eso la solución a espacios de oficinas que entorpecen el trabajo no es poner plantas, ni crear atmósferas cromáticas o mejorar la acústica (bueno… un poco sí). La solución que te propongo es tomar como referencia el legado de John Paul Eberhard (persona que sugirió a Fred Gage esto de unir arquitectura y neurociencia allá por el 2000) y aplicar las hipótesis que propone en su libro Brain Landscape4 en el diseño.

 

  1. Todo cerebro responde a la proporción áurea –Utilízala–
  2. Disponer de vistas al exterior mejora la actividad cognitiva. –Crea espacios exteriores–
  3. Zonas de descanso para hacer una pausa, movernos, conversar o tomar un aperitivo, localizadas cerca de las zonas de trabajo, facilitan que se produzcan descansos cognitivos que mejoran el rendimiento intelectual de los/las trabajadores/as. –Además de una cultura de empresa que facilite tomar estos descansos–
  4. Alternar puestos de trabajo de profesionales de diferentes áreas potencia la comunicación interdisciplinar promoviendo la colaboración y el impulso de propuestas creativas. –Esto sucede porque el cerebro permanece atento a las cuestiones generadas por otras disciplinas–
  5. Las atmósferas de trabajo sensorialmente ricas estimulan la memoria y el aprendizaje –pero cuidado con la hiperestimulación, hablo de prestar especial atención a olores, temperaturas, texturas…–
  6. Los puestos de trabajo en espacios totalmente abiertos tienen una influencia positiva en la memoria y el proceso de aprendizaje. –Punto extra si es en contacto con la naturaleza–
  7. Facilitar información de eventos del pasado tiene impacto en la memoria. –Sobre todo si estos eventos están asociados a sensaciones agradables–
  8. La actividad cognitiva trabajando en un espacio con brillos o destellos se ve deteriorada –porque distrae y rompe los momentos de concentración–
  9. El ruido de fondo (por ejemplo, personas hablando) entorpecen el desarrollo de habilidades lectoras y de concentración. –Presta atención al sonido–
  10. Personas que observan escenarios con áreas iluminadas y áreas en sombra registran respuestas emocionales mayores que cuando visualizan escenarios que únicamente contienen zonas iluminadas de forma homogénea. –Recordemos El elogio de la sombra

 

Eberhard publicó estas hipótesis a su 81 años. Todavía no se han demostrado, no perdamos esta oportunidad.

 

Notas de página
1

Paper: Effects of biophilic indoor environment on stress and anxiety recovery: A T between-subjects experiment in virtual reality, 2020. link

2

 Paper: The Effects of Perceiving Color in Living Environment on QEEG, Oxygen Saturation, Pulse Rate, and Emotion regulation in Humans, 2014 link

3

 The Holistic Impact of Classroom Spaces on Learning in Specific Subjects, 2016. link

4

Brain Landscape The Coexistence of Neuroscience and Architecture, 2008. link

Autora:
Ana Mombiedro, Toledo 1987. Arquitecta y docente formada en Neurociencia y Percepción. Ana, aboga por un mundo construido que gire en torno a las sensaciones y emociones de sus habitantes. En su trabajo ofrece respuestas a preguntas relacionadas con el confort sensorial, y explica cómo nos influye el entorno en las diferentes etapas de nuestra vida. Compagina la investigación en Neuroarquitectura con la docencia y la co-dirección de Qualia-estudio, un despacho de arquitectura deslocalizado que utiliza la evidencia científica como mecanismo de proyecto.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts