Arquitectura y Alimentación, la ciudad del futuro.

El espacio cultural CentroCentro, ubicado en uno de los edificios más emblemáticos de Madrid, el Palacio Cibeles, acoge desde el 12 de noviembre de 2021 la exposición La ciudad del futuro: de la huerta a la mesa. En ella, se recorre la historia para comprender como desde los orígenes existe una relación directa entre la alimentación y el desarrollo de la arquitectura, que da forma a la ciudad.

Collage La ciudad del futuro: de la huerta a la mesa. Fuente: Portal web del Ayuntamiento de Madrid.

La instalación, rica compositivamente, muestra maquetas, audiovisuales, mapas y objetos que narran desde el Edén y la prehistoria hasta el siglo XX, atravesando todas las etapas del proceso: el cultivo, la producción, la distribución y la adquisición de alimentos a partir de la arquitectura de las ciudades.

«Todas las escalas que atraviesan los alimentos desde la huerta a la mesa, las diseña, coordina o ejecuta de alguna manera un arquitecto»

López Conde, J.

Se reflexiona sobre el paso de la ciudad industrial, desconectada de la naturaleza, a la ciudad sostenible, basada en la rehabilitación, la autonomía y la densidad poblacional, con el propósito de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Uno de los términos que se emplea en la actualidad: food miles, hace referencia a la distancia recorrida por los alimentos y los impactos ambientales que implica, lo que pone en relieve la importancia del modelo de ciudad adecuado para garantizar la calidad de los alimentos y la reducción de pérdidas, acortando la distancia entre producción y consumo.

 

De la economía rural, basada en agricultura y comercio, a la economía urbana, con fábricas e invernaderos, el paisaje de la ciudad se transforma, y tras la industria toca dar respuesta a los grandes retos del futuro explorando nuevas tecnologías y tipos arquitectónicos. Es lo que pretende Jorge López Conde, el investigador y comisario de la exposición, cuyo objetivo es ayudar a traducir los signos de la historia para diseñar soluciones para los desafíos globales.

 

Para ello, Jorge desarrolla actividades constructivas y creativas en diferentes sectores: arquitectura y urbanismo, arte, cultura, diseño, alimentación, materiales, tecnología, moda, música y comunicación.

 

El origen de la instalación se encuentra en este caso vinculado al ámbito de la arquitectura, en el proyecto de rehabilitación de un invernadero en la Fundación Norman Foster, donde Jorge López creó y dirigió el departamento de Diseño y Tecnología, siendo publicado y premiado nacional e internacionalmente por su trabajo. El invernadero fue el punto de inflexión donde detectó el cambio en la arquitectura y la necesidad del análisis para generar un debate, abierto en CentroCentro hasta el 6 de marzo de 2022.

 

 Últimos días para visitar la exposición.

 

Noticias relacionadas: Patricia Segura: La arquitectura de la alimentación en una ciudad sostenible, publicado en El País (Febrero 2022)

 

 

Marina Sánchez Guzmán, redactora Fundación Arquia.

Graduada por la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Málaga y arquitecta por la Escuela de la Universidad Politécnica de Valencia. Ganadora de la beca Arquia en gestión cultural en la Fundación Arquia, gestiona y desarrolla el programa cultural arquia/filmoteca y es redactora de contenidos para el Blog de la Fundación Arquia desde enero de 2022.
Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts