Campo Baeza: «La buena arquitectura suele ser pacífica, serena, lógica, esa conmueve»

Entrevista a Alberto Campo Baeza por Victoria M. Niño desde El Norte de Castilla (Febrero 2021)

Profesor ‘on-line’ en una escuela de Nueva York y académico de San Fernando, el arquitecto vallisoletano recibió el Premio Nacional de Arquitectura 2020 dibujando en su estudio de Madrid

 

Para un escritor de cartas como Alberto Campo Baeza recibir una felicitación postal por el Premio Nacional de Arquitectura del alcalde de su ciudad, Óscar Puente, le pone contento. En realidad dejó Valladolid muy pequeño para ir a su segundo hito emocional, Cádiz, pero en Duque de la Victoria sigue regio el Círculo de Recreo que construyó su abuelo. De padre médico, Alberto heredó el oficio de aquel y, tras una larga lista de reconocimientos, le llegó poco antes de Navidad el galardón que para él solicitaron colegios profesionales y escuelas de arquitectura. Con obra por medio mundo este asceta, que vive en 30 metros cuadrados, sigue imaginando espacios para ser felices.

 

VMN. – Le reconocen como un maestro de la luz, ¿es la variante definitiva para usted?

ACB. – Me lo dicen siempre, pero la luz no es don de Alberto sino de la arquitectura. Hay un ejemplo muy bonito que ponía Navarro Baldeweg que dice que una obra de arquitectura es como una obra musical. El aire atraviesa el instrumento y se produce el milagro de la música. En arquitectura pasa lo mismo con la luz.

 

Lee la entrevista completa AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts