El día en que Barcelona renegó de los balcones

Por: Clara Blanchar

Desde: El País

Los costes, las normativas o la estética han contribuido a la pérdida de las terrazas, cotizadas en el confinamiento

 

Son parte de las casas, pero también de las calles. Fueron símbolo de estatus y de apertura de la ciudad medieval, despliegue decorativo en el Modernismo, durante décadas estuvieron habitados por bombonas de butano, han servido para tender, colgar palmones y pancartas, y últimamente, si había mesitas y sillas, delataban un piso turístico.

 

Leer noticia AQUÍ

 

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts