El coronavirus señala nuevos caminos a la arquitectura

Finalistas de los Premios FAD hablan de las modificaciones que la crisis introducirá en la forma de pensar la vivienda y el espacio público, aunque hay quienes dicen que tardarán años

Por Mauricio Bernal desde El Periódico (Mayo 2020)

 

La arquitectura, naturalmente, también cambiará. Es impensable que una crisis que ha modificado la experiencia doméstica y la manera en que el ciudadano se relaciona con el espacio público no tenga consecuencias sustanciales en las ciudades, así en el adentro como en el afuera. Habrá que repensar el espacio, los materiales, la relación de las personas con su entorno. Habrá que pensar, y mucho. Las exigencias de la llamada “nueva normalidad” apuntan ya en ciertas direcciones específicas: en eso coinciden algunos de los finalistas de la 62ª edición de los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo, cuyos proyectos competirán por unos galardones que serán entregados o comunicados en una fecha y formato aún por definir. Es una élite de la arquitectura, y ya está pensando en el futuro. “Va a cambiar la perspectiva de la gente respecto a lo que se valora de la arquitectura y el interiorismo”, dicen Íñigo Ocamica e Íñigo Tudanca, socios en Ocamica Tudanca arquitectos.

 

Lee la noticia AQUÍ


Imagen de portada: Plaza Mansilla Mayor, del estudio Ocamica Tudanca arquitectos. Obra seleccionada en los premios FAD  y en Festival Arquia Próxima 2020. Ver proyecto AQUÍ

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts