¿Es posible una economía que no genere residuos?

Los preceptos de la economía circular cuestionan los fundamentos del pensamiento ecosostenible. Ahora más que nunca toca pensar en todos los escenarios posibles.

Por Miquel Echarren Torres desde ICON El País (Marzo 2020)

Ilustración (c) Astamais. Cinta transportadora en forma de bucle con un producto de la economía circular, Fuente: iStock by Getty Images

Reciclar es una estrategia del pasado. No es eficiente y no es suficiente. Lo afirma con rotundidad el experto en transición ecológica Alexandre Lemille, un decidido impulsor de la economía circular “como única estrategia de producción y crecimiento económico verdaderamente sostenible”. Para Lemille, ya no se trata de “seguir reciclando plásticos para alargar la vida útil de una materia inerte que antes o después acabará convertida en residuo tóxico en la superficie de algún océano”, sino de diseñar productos “que utilicen materias primas biodegradables o que puedan ser reparados, rediseñados y redistribuidos una y otra vez, de manera que nunca se conviertan en residuo”.

En eso consiste la circularidad. En romper la lógica lineal que ha presidido la cadena de producción, consumo y residuo desde la revolución industrial. En un artículo reciente en el boletín del Foro Económico Mundial, Lemille esgrime la provocadora tesis de que el reciclaje tal y como lo concebimos desde hace 30 años no es más que un simple parche. La verdadera alternativa consiste en diseñar con vistas a no generar residuos. Una estrategia eficaz, además de un buen negocio, y la única que puede contribuir a salvar un sistema ávido de recursos y al borde del colapso.

“No podemos copiar a la naturaleza, pero sí aprender de ella, porque sigue un permanente ciclo regenerativo en el que los recursos se transforman sin convertirse nunca en residuo.” Ignasi Cubiñà, biólogo .

Lee el artículo completo AQUÍ

 

“Si algo nos está demostrando la crisis del coronavirus es que nuestro modelo económico lineal no funciona muy bien. Es el momento de pensar alternativas e implementarlas para conseguir una economía circular, en todos los ámbitos.” Miren León, arquitecta (Marzo 2020)

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts