Le Corbusier Chandigarh. Pierre Jeanneret

El hombre invisible que ‘amuebló’ la ciudad utópica de Le Corbusier

Pierre Jeanneret, el eterno olvidado, jugó un papel fundamental en el mobiliario que albergó Chandigarh, al norte de India. La firma Cassina reedita ahora sus diseños más icónicos (y también más imitados)

 

Por Victoria Zárate desde Icon  Design El País

En 1951, Le Corbusier tramó en su mente la ciudad de Chandigarh, al norte de la India, como si de un cuerpo humano se tratase. El único gran proyecto urbano que el arquitecto franco–suizo pudo por fin ejecutar, debería funcionar con la exactitud de un corazón a pleno rendimiento. Las zonas verdes y parques insuflarían aire limpio en la ciudad a modo de pulmones, mientras que un meticuloso circuito de avenidas garantizaría la circulación fluida como el paso ininterrumpido de la sangre por nuestras arterias.

Cada pieza de este eficaz rompecabezas se conectaría entre sí a través de una cuadrícula ortogonal de sectores autosuficientes, y en el que el Capitol Complex, sería la cabeza que pusiera orden. Compuesto por tres monumentales muestras de brutalismo –el Tribunal Supremo, la Secretaría y la Asamblea Legislativa– este Complejo del Capitolio consumó los deseos de Jawaharlal Nehru, primer ministro de la Unión India, de construir una ciudad que ejemplificara el espíritu moderno de la nueva nación.

A la hora de asumir la batuta del trazado arquitectónico en los edificios gubernamentales, Le Corbusier puso una condición: no tener que trasladarse hasta la futura ciudad durante el proyecto. Ese papel lo desempeñaría su primo Pierre Jeanneret, encargado de ejecutar y coordinar el trabajo en Chandigarh con el estudio de París, labor que ejerció hasta el final de sus días.

 

Lee el artículo completo AQUÍ


Imagen de portada: Le Corbusier con el plan maestro de de la maqueta del hombre Modulor en Chandigarh. Tras el objetivo, su mano derecha Pierre Jeanneret. Fuente: ICON Design El País

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts