Del talento y el olvido: Fernando Higueras y Martín Patino

Fotograma de Del amor y otras soledades (Basilio Martín Patino, 1969)

“Muy moderno… ¡muy bonito y muy moderno!”, alaba el jefe de Alejandro, a lo que su emperifollada esposa añade dirigiéndose a María: “¡Y eso de que te entre el sol por todas partes! Lo peor debe ser la distancia…” Alejandro (Carlos Estrada) y María (Lucía Bosé), el matrimonio protagonista de Del amor y otras soledades (Martín Patino, 1969), acaban de mudarse a su nueva casa a las afueras de Madrid, una casa que según reconoce Alejandro “han hecho entre ella y el arquitecto, que es un íntimo amigo mío”, y que parece reflejar mejor los gustos y aspiraciones de su mujer que los propios, como recalca en una escena otro buen amigo suyo: “Lo que ha hecho con vosotros es experimentar para aprender él… ¡como aquí le dejabais! A mí donde estén aquellas casas de antes…”

María proviene de una familia acomodada, viste diseños de Balenciaga y no se conforma con el papel tradicional de madre y esposa, dedicándose a la creación de vidrieras y frecuentando a intelectuales y artistas. Alejandro, en cambio, ha tenido que esforzarse mucho para llegar a ocupar un cargo ejecutivo en su empresa, abandonando para ello un puesto de profesor universitario sin conseguir la ansiada cátedra, y su resentimiento de clase le impide disfrutar de esa vida burguesa por la que tanto ha luchado.

Planta de la Casa Lucio Muñoz, Fernando Higueras, Torrelodones, 1962-1964

Según todas las referencias, la vivienda escogida para ambientar la crisis personal y de pareja de los protagonistas en la película de Patino, uno de los realizadores más singulares del llamado Nuevo Cine Español, es la realizada por Fernando Higueras en Torrelodones en 1964 para los pintores Lucio Muñoz y Amalia Avia. Muñoz le pidió a Higueras que les hiciese “una casa que no parezca hecha por un arquitecto…”, y el resultado fue una edificación orgánica, adaptada al escarpado terreno e integrada en el entorno utilizando “la piedra existente en un corral de la parcela, [y] vigas y viguetas prefabricadas del color de los líquenes del lugar”. El programa se desarrolla en una planta en L con un ala de dormitorios y otra de servicio y salones comunes, más una construcción anexa donde se encuentra el estudio de ambos pintores, que en la mencionada película es utilizado por María como taller para sus vidrieras, aunque secretamente Alejandro preferiría alojar allí a sus padres.

Mientras Del amor y otras soledades fue acogida con duras críticas, lo que motivó que Martín Patino abandonase la ficción para dedicarse hasta su muerte al género documental, la Casa Lucio Muñoz obtuvo  la Primera Medalla de Arquitectura en 1966 y dio notoriedad a Higueras, siendo la primera de una serie de viviendas realizadas en los alrededores de Madrid durante las dos décadas más fructíferas y valoradas del arquitecto, que posteriormente sufriría un injusto olvido.

Planta de la Casa Santonja, Fernando Higueras en colaboración con Antonio Miró, Somosaguas, 1964-1965

Estas viviendas comparten una estrategia compositiva basada en la estratificación de espacios y características formales similares, y quizás por esa semejanza nunca se ha revelado que no es realmente la Casa Lucio Muñoz la que utiliza el cineasta para rodar la mayoría de las escenas domésticas en la cinta sino la Casa Santonja, construida en Somosaguas dos años después.

El porqué de esta confusión probablemente nunca se sepa, ni tampoco importe: Higueras y Martín Patino fueron rebeldes y libres, y ninguno gozó en vida del reconocimiento y la atención que su obra y talento habrían merecido.

Autor:
Ester Roldán (1976), arquitecta por la ETSA de Valladolid y DEA por la ETSA de Barcelona. En 2000 funda longo+roldán arquitectos junto a Víctor Longo, con quien desarrolla desde entonces proyectos en los que intenta materializar sus ideas arquitectónicas experimentando en intervenciones que van de la escala urbana a las instalaciones efímeras, y por los que han recibido numerosos premios, apareciendo así mismo publicados en revistas especializadas nacionales e internacionales. No limita sin embargo su trabajo al ámbito de la construcción, y colabora asiduamente como articulista en varios medios, imparte clases y conferencias y participa activamente en todo tipo de propuestas culturales.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts