La arquitectura puede dilatar el tiempo. Conversación con RCR, Premio Pritzker 2017

Desde Arquine

“Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta, RCR, recibieron el ayer en Japón el premio Pritzker 2017. Este equipo de arquitectos trabaja desde el concepto y el proceso, renunciando a la forma como premisa, para conseguir que la materia se convierta en una fuente de invención y experimentación permanente. Un alarde exquisito de arquitectura pura que va más allá de su forma y su función, para albergar atmósferas y fundirse en la naturaleza. Si bien su nominación ha sorprendido a algunos por considerarlos marginales —viven en Olot, un pequeño pueblo de Cataluña donde trabajan juntos desde que finalizaron sus estudios en la ETSA de Barcelona hace treinta años, no forman parte de ninguna tendencia ni trabajaron para ningún otro arquitecto—, su trabajo es sumamente original y esencial.

Miquel Adrià [MA]: ¿Qué significa para ustedes recibir el Pritzker?

Ramón Vilalta [RV]: No hay palabras para describir lo que significa. Es una satisfacción interna. Es algo que cada uno puede sentir a su manera pero que coincidimos en que nos ha hecho retroceder en el tiempo. Nos ha hecho ir para atrás y visualizar las cosas que han ido pasando a lo largo del tiempo. Pienso que llega en un buen momento porque tenemos cierta paz. La vida y la arquitectura ya nos han dado satisfacciones y el premio es algo excepcional.

Andrea Griborio [AG]: ¿Se imaginaban ganar el premio?

RV: Un año antes ya habíamos sentido cierto ruido, algunas aproximaciones y miradas atentas a nuestro trabajo. Eso es como los concursos: tú desarrollas lo máximo que puedes una idea para un concurso pero nunca estás pendiente del resultado. Hemos intentado que el día a día sea lo suficientemente rico como para no estar pendientes de lo que va a pasar. Si sale, estás encantado, y si no, estás en la dinámica abierta y rica del día a día. El jurado del Pritzker vino a vernos, por lo que sabíamos que estábamos cerca, pero podía no pasar nada. Aquí se dieron las circunstancias para que el jurado lo considerara pertinente (…)”

 

 

Accede a la entrevista,  AQUÍ

 

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

Últimos posts