“UN MUELLE, QUE UNE TIERRA Y MAR, ES LA ARQUITECTURA MÁS ROTUNDA”

fundacion-blog-arquia-anatxu-zabalbeascoa-manuel-gallego-el-pais-semanal

Por Anatxu Zabalbeascoa  Desde El País Semanal

“Manuel Gallego es uno de los arquitectos españoles más poderosos y menos conocidos.

Una visión integradora en la que cabe desde lo global hasta lo cotidiano. A punto de cumplir 80 años y con 50 en la profesión, odia el localismo y los estilos cerrados. Huye de artificios en busca de la sencillez. Para él, el mejor símbolo de Galicia es un árbol. Allí, en su tierra, rinden homenaje a su dilatada trayectoria.

Manuel Gallego representa un modelo de arquitectura ética avalada por medio siglo de proyectos. Su obra llena el espacio, pero no lo invade. Por eso apenas se ve. Testigo de excepción de la burbuja del ladrillo, se muestra crítico con obras faraónicas como la Ciudad de la Cultura en Santiago de Compostela. Un ejemplo, dice, de opacidad, desorden en los materiales, falta de sentido común y vacío de contenido. Conoció bien a Manuel Fraga, para quien construyó la nueva residencia del presidente de la Xunta de Galicia. Ahora, con 79 años, la Fundación Barrié de la Maza de A Coruña le rinde homenaje.

La suya es una arquitectura de mundo y de pueblo a la vez. Sí. Me ha preocupado siempre que la cultura no sea algo alejado de la vida. Me he preguntado también si una cultura debe suplantar a otra anterior o la puede abarcar. Y creo que la verdadera cultura abarca. Desde una cultura puedes entender otra. No acepto que una borre a la anterior. Eso no es cultura. De modo que, cuando tras estudiar y aprender a “ser moderno” me encontré con lo que yo era y había visto –la cultura casi antropológica de la arquitectura gallega que era etnografía pura–, empecé a darle vueltas. Me preguntaba si ambos mundos serían compatibles.

¿Cómo se tiende un puente en lugar de decantarse por lo rural o lo cosmopolita? No hay nada que me horrorice más que el localismo que lleva a ver solo lo que tienes delante. Lo que me gusta es lo cotidiano, lo inmediato, la atención al vecino. Las culturas como la escandinava, que dan importancia a la vida cotidiana, demuestran inteligencia. Mucho más que concedérsela a lo excepcional. Pero incluso eso, lo popular, se transforma constantemente. Esa es una de mis obsesiones: sé que todo se hace todos los días. (…)”

 

Accede a la entrevista, AQUÍ

Autor:
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts