¿QUIÉNES SON LOS INFLUENCERS DE LOS FUTUROS ESTUDIANTES DE ARQUITECTURA?

INFLUENCERS de la arquitectura - fundacion arquia

La docencia en los primeros cursos de carrera es una posición privilegiada desde la que asistir a la trasformación que la universidad supone para los estudiantes. Permite comprobar cómo se ratifican algunas ideas previas, cómo se abandonan falsas creencias y -sobre todo- es una ventana al proceso de descubrimiento de la arquitectura y sus artífices.

Las últimas semanas hemos asistido, con partes iguales de asombro, indignación y tristeza, a la constatación de la falta de conexión entre arquitectura y sociedad (una evidencia más, pero, no por sabida, menos dolorosa en cada nueva ocasión), con motivo de la difusión pública del derribo de la Casa Guzmán hace más de dos años.

No vamos a analizar aquí el hecho, sus desencadenantes o sus consecuencias, que han sido ampliamente tratados -y mucho mejor de lo que nosotros podríamos hacerlo- por varios compañeros en distintos medios.

Nos quedamos con el dato de la falta de sintonía entre la arquitectura y quienes con ella conviven; que la suerte de esta casa, construida por Alejandro de la Sota en Algete (Madrid) en 1971, ejemplifica.

Alejandro de la Sota es un arquitecto reconocido como maestro por las generaciones que le sucedieron. Sin embargo, su nombre poco o nada dice al ciudadano común. Cabría esperar que sí tuvieran un mayor conocimiento de él y su obra aquellos que han decidido emprender la carrera (en todas sus acepciones) que les llevará a convertirse en arquitectos.

¿Es así?

Desde hace unos años, en el primer día de curso, proponemos a los estudiantes de primero un pequeño cuestionario en el que -entre otras preguntas- les pedimos que nombren tres arquitectos extranjeros, tres arquitectos españoles y tres obras que les interesen (o, en el peor de los casos, que simplemente conozcan).

¿Quién está en cabeza en este listado de influencers arquitectónicos?

La encuesta se realiza tras una presentación que gira en torno a la Casa de la Cascada, por lo que no debe extrañar el resultado en la vertiente internacional: Frank Lloyd Wright gana por amplísima mayoría sobre el segundo, Le Corbusier. Norman Foster se coloca en un digno tercer puesto seguido de cerca por Frank O. Gehry (con todas las modalidades de transcripción que su nombre admite) y Zaha Hadid en quinto lugar, siendo la única mujer en toda la lista.

En el terreno patrio, el primer puesto es ocupado, por abrumadora distancia sobre el resto, por Antonio Gaudí.  El segundo lugar lo ocupa Santiago Calatrava (¿efecto mediático o sincera admiración?) seguido por Rafael Moneo. Encontramos a Alejandro de la Sota en cuarto puesto, si bien con pocas menciones, y tras él se sitúan Alberto Campo Baeza y Joaquín Torres (que cae desde el tercer puesto que ocupaba el año pasado, en plena expansión mediática).

Si miramos las obras consignadas, la Sagrada Familia se coloca en un claro primer puesto (incluso habiendo dedicado la hora anterior a hablar de la Casa de la Cascada, esta solo logra un tercio de menciones que la obra inacaba de Gaudí), y entre las diez primeras se mencionan por igual La Alhambra o el Burj Khalifa.

Sabemos que estas listas tienen un valor relativo, que se necesitaría una muestra más amplia y un recorrido mayor para sacar conclusiones relevantes. Pero no deja de resultar chocante que, mientras a nivel internacional son arquitectos consagrados del movimiento moderno, o con obra reciente -como Foster, Gehry o Hadid- quienes se erigen como referentes; en el terreno nacional sean Antonio Gaudí -muerto en 1926- y su malograda obra, quienes actúen de faro para aquellos que se inician en el mundo de la arquitectura en 2016.

Si queda una labor de difusión y conexión por hacer entre la arquitectura y la sociedad, nos atrevemos a afirmar que esta debe ser aún mayor en el caso de la arquitectura española contemporánea.

Les dejamos los datos, esperamos sus opiniones…

 

Imagen de portada: “Resultados del cuestionario a estudiantes que comienzan el Grado en Fundamentos de la Arquitectura en la URJC (curso 2016-17). Elaboración propia.”

Autores: Raquel Martínez + Alberto Ruiz


* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo; así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

*Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

arquia-boton-twitter1  arquia-boton-googleplus1  arquia-boton-facebook1

Raquel Martínez

Raquel Martínez

Raquel Martínez, arquitecto por la ETSAM (2000), y Alberto Ruiz, arquitecto por la ETSAM (2001) y Máster en Teoría, Historia y Análisis de la Arquitectura (2014); son amigos y residentes en Madrid. Desde el año 2009 están involucrados en el Grado en Fundamentos de la Arquitectura de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el que son profesores. Comparten interés por la arquitectura de mediados del siglo XX y el dibujo a mano, algunos proyectos profesionales y un espacio de reflexión en el blog arquitectura con minúsculas.
Raquel Martínez, arquitecto por la ETSAM (2000), y Alberto Ruiz, arquitecto por la ETSAM (2001) y Máster en Teoría, Historia y Análisis de la Arquitectura (2014); son amigos y residentes en Madrid. Desde el año 2009 están involucrados en el Grado en Fundamentos de la Arquitectura de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en el que son profesores. Comparten interés por la arquitectura de mediados del siglo XX y el dibujo a mano, algunos proyectos profesionales y un espacio de reflexión en el blog arquitectura con minúsculas.

Posts relacionados

LA CIUDAD FUERA DE LA CIUDAD (VOL. 1)

LA CIUDAD FUERA DE LA CIUDAD (VOL. 1)

PROYECTOS PARA NO DORMIR (II). DEL AUTOPLAGIO O LA COHERENCIA DE LENGUAJE

PROYECTOS PARA NO DORMIR (II). DEL AUTOPLAGIO O LA COHERENCIA DE LENGUAJE

LA ARQUITECTURA ES UN ESTADO MENTAL

LA ARQUITECTURA ES UN ESTADO MENTAL

POR QUÉ NECESITAMOS A LOS “STARCHITECTS”

POR QUÉ NECESITAMOS A LOS “STARCHITECTS”

Deja tu comentario

Tu correo electronico no se va a publicar.

Tienes a tu disponibilidad estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

*


*

Simple Share ButtonsComparte este artículo:
Simple Share Buttons