EL COLEGIO COMO CIUDAD, EL PATIO ESCOLAR COMO PLAZA

0-mollison-playground-virginia-navarro-martinez-fundacion-arquia-blog

La arquitectura a menudo aborda conceptos que van más allá del objeto construido. Así sucede con los edificios escolares, imaginados por algunos arquitectos no sólo como equipamientos públicos, sino como piezas contenedoras de la idea de ciudad.

 

En 1951 Hans Scharoun exploraba las relaciones del hombre con el espacio a través del proyecto de una escuela de educación primaria en Darmstadt dentro de un evento, el Darmstädter Gespräch[1], cuyo objetivo era situar al ser humano como la medida más importante del quehacer arquitectónico. A Scharoun le interesaba el programa escolar porque representaba  “una pequeña ciudad en la que la democracia, como principio universal, debería realizarse”. Recientemente Herman Hertzberger, autor de la conocida escuela Montessori de Delft e importante pensador del espacio educativo, afirmaba que el colegio es el mejor ejemplo cuando se habla de lo público.  Citando sus palabras: “El edificio escolar es una especie de urbanismo y, básicamente, lo que yo hago es arquitectura urbanística”.[2]

 

La visión urbana del colegio abre una nueva perspectiva de sus espacios, reinterpretados bajo la luz de lo colectivo. Si el colegio es una ciudad, el patio escolar es una plaza y, por lo tanto, uno de los espacios públicos más importantes y formativos de nuestra infancia. En este lugar de encuentro, frecuentemente  tratado de forma residual, el compañerismo, la convivencia, la solidaridad o la igualdad son los temas de aprendizaje y tienen lugar fuera del aula, sin libros ni profesores. Éste es el punto de vista que el fotógrafo James Mollison eligió para su serie Playgrounds, un conjunto de imágenes tomadas en diferentes ciudades del mundo que revela la riqueza de las relaciones sociales que tienen lugar en el breve tiempo de un recreo.

 

Si a todo lo anterior añadimos la visión del pedagogo Loris Malaguzzi, el cual afirma que “el espacio es el tercer profesor”,  ¿no deberíamos cuidar especialmente su diseño ya que en él los valores sociales y ambientales se aprenden desde el “habitar”? ¿No anticipará la calidad del mismo lo que demandaremos a los espacios públicos de nuestra ciudad como adultos?

 

La dimensión urbana del patio se hace especialmente visible a través de algunos proyectos concretos que difuminan los límites entre ciudad y escuela. Uno de ellos es la apertura de patios escolares al barrio fuera del horario lectivo y, también de forma inversa, el uso de plazas como espacio de recreo en colegios que cuentan con pocas áreas de juego exterior. Simultáneamente estrategias de participación ciudadana, habitualmente empleadas en proyectos de escala urbana, se están implantando en los colegios como una herramienta eficaz para la construcción colectiva. En ellos intervienen los arquitectos asesorando de manera profesional e incluso desarrollando talleres educativos para el alumnado.

 

Si el patio escolar es el primer espacio público de la infancia, deberíamos procurar que fuera el mejor modelo posible, no olvidando nunca que su diseño debe incluir las formas específicas en las que niños y adolescentes establecen sus relaciones.  Quizás eso permita exigir y mejorar los espacios comunes de nuestras ciudades en el futuro, ya que como diría Karl A. Meninger: “Lo que se dé a los niños, los niños darán a la sociedad”.

1-playgrounds-virginia-navarro-martinez-fundacion-arquia-blog

  • Las imágenes están extraídas de la serie Playgrounds que James Mollison realizó sobre patios escolares en distintas ciudades del mundo.

[1] El Darmstäddter Gespräch se desarrolló bajo el tema Mensch und Raum (Hombre y Espacio) y convocaba a filósofos, sociólogos y arquitectos ampliamente reconocidos. Como figuras destacadas José Ortega y Gasset o Martín Heidegger, quien expuso su célebre conferencia Bauen Wohnen Denken.

[2] Extraído de la entrevista realizada a Hertzberger y publicada en Metalocus el 11/2/2016. http://www.metalocus.es/es/noticias/herman-hertzberger-el-origen-de-la-arquitectura-esta-en-lo-publico


* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo; así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

*Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

arquia-boton-twitter1  arquia-boton-googleplus1  arquia-boton-facebook1

Virginia Navarro

Virginia Navarro

Es arquitecta por la ETSA de Sevilla (2003) y Máster en Arquitectura y Patrimonio Histórico (2008). Primer premio por su fin de carrera en la XXI Edición del Premio Dragados. Se forma en el estudio de Ricardo Alario, con quien comparte actualmente actividad profesional . En 2011 funda junto a Tibisay Cañas, Laura Organvídez, Ana Parejo y Sara Parrilla cuartocreciente arquitectura, una iniciativa creada con el objetivo de mejorar los tres espacios principales en los que se desarrolla la niñez (casa, escuela y ciudad) a través de la investigación, los talleres de arquitectura, la realización de proyectos y el diseño de objetos. Actualmente desarrolla un tesis sobre el espacio de juego exterior en la infancia, dirigida por Ángel Martínez García-Posada. Ha escrito y presentado diversas comunicaciones sobre el playground y el juego del niño en la ciudad.
Virginia Navarro

Últimos posts escritos por Virginia Navarro (vea todos)

Virginia Navarro
Es arquitecta por la ETSA de Sevilla (2003) y Máster en Arquitectura y Patrimonio Histórico (2008). Primer premio por su fin de carrera en la XXI Edición del Premio Dragados. Se forma en el estudio de Ricardo Alario, con quien comparte actualmente actividad profesional . En 2011 funda junto a Tibisay Cañas, Laura Organvídez, Ana Parejo y Sara Parrilla cuartocreciente arquitectura, una iniciativa creada con el objetivo de mejorar los tres espacios principales en los que se desarrolla la niñez (casa, escuela y ciudad) a través de la investigación, los talleres de arquitectura, la realización de proyectos y el diseño de objetos. Actualmente desarrolla un tesis sobre el espacio de juego exterior en la infancia, dirigida por Ángel Martínez García-Posada. Ha escrito y presentado diversas comunicaciones sobre el playground y el juego del niño en la ciudad.

Posts relacionados

¿QUÉ PUEDE APORTAR HOY EL PLAYGROUND A LA CIUDAD?

¿QUÉ PUEDE APORTAR HOY EL PLAYGROUND A LA CIUDAD?

¿POR QUÉ ENSEÑAR ARQUITECTURA A LOS NIÑOS?

¿POR QUÉ ENSEÑAR ARQUITECTURA A LOS NIÑOS?

Deja tu comentario

Tu correo electronico no se va a publicar.

Tienes a tu disponibilidad estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

*


*

Simple Share ButtonsComparte este artículo:
Simple Share Buttons