zuloark
Por

Letras en camiones  

 

Hace algunas semanas se celebró el Foro Arquia/próxima 2018. Allí concurrimos parte del equipo “líquido” responsable del proyecto seleccionado F.U.A. para IMAGINA MADRID y aprovechamos la ocasión para valorar en clave generacional y desenfadada los cambios que en estos últimos 20 años ha experimentado la profesión, y en particular el contexto profesional que rodeaba el trabajo de Emilio Tuñón y Luis M. Mansilla en los días que comenzaban sus grandes obras en contraste con nuestra propia experiencia contemporánea.

 

20 años de arquitectura, dos tecnologías y una misma mirada

Quién mejor que Luis Asín, autor de aquella icónica foto, “Museu”, para fotografiar las andanzas de IMAGINA.

 

La primera foto se hizo con una Leica analógica entre Madrid y Castellón. La segunda con una cámara Sony Alpha digital en la M-30.

 

Del museo a las plazas

Entre 1990 y 2007 la obra pública cristalizada en grandes edificios era el campo de batalla por el prestigio disciplinar. En esta última década se produce un viaje necesario del objeto al contexto que ha permitido conectar la arquitectura y el urbanismo con conceptos como co-diseño, apropiación, ciudadanía, activismo, sostenibilidad o pedagogía.

 

Del uso doble a las ‘segundas vidas’

Emilio y Luis nos enseñaron las arquitecturas con “uso doble”. Hoy, interiorizando esa capacidad, proyectamos letras que también son bancos, y farolas, y captadores de energía; pero además, la responsabilidad con nuestro tiempo nos exige sumar otra cualidad, las ‘segundas vidas’, desarrollando piezas cuya vida útil, de sus partes y del todo, es tenida en cuenta desde el primer instante proyectual, pactada con clientes y usuarios.

 

De la pareja a la red

A finales del siglo XX la pareja de arquitectos se consolidó en el panorama nacional. Desde entonces se han multiplicado las asociatividades, del trío pasamos al “colectivo” y de ahí la red y sus “contextos de trabajo líquidos”. Individuos que trabajan y se cuidan en estructuras flexibles, formando identidades mestizas con clientes,técnicos o productores; donde la frontera entre qué es estudio y qué proyecto se diluye.

 

Sobre el debate en el Foro Arquia/próxima:

Es desalentador que estas alturas de siglo la máxima argumental en encuentros de discusión arquitectónica continúe siendo “esto no es arquitectura”. Que el debate académico siga centrado fundamentalmente en cualidades fenomenológicas o peor, estilísticas.

 

Fotografía de Eugenia Serrano

A los “arquitectos subprimela generación formada durante el contexto pre-crisis y egresada post-crisis les está costando acceder a grandes encargos, las razones por las que esto ocurre no caben en este post, sin embargo, sí podemos reivindicar ciertos rasgos que les definen y les lanzan por encima del argumentario obsoleto:

 

  1. La superación del debate estilístico: El desprejuicio y el eclecticismo no se producen sólo como un liberador ejercicio estético, ocurrido ya en épocas pasadas y que ya tendría valor en sí mismo, sino como la constatación de que no importa tanto como el punto dos.

 

  1. “Importar como”: La incorporación al proceso proyectual de conceptos y procedimientos importados de otras ciencias como la sociología o la computacional, que no se enseñan en las escuelas de arquitectura y son una consecuencia del punto 3.

 

  1. La asunción del engaño: Obviamente lo hemos sido. Nos formaron para ser Le Corbusieres ¡miles nuevos cada año! Cómo olvidar esos enunciados de Proyectos donde se nos animaba a pensar en Óperas o Centros de alto rendimiento mientras el mundo exterior nos hablaba de nuevos programas, exigencias sociales, maneras de colaborar, herramientas, roles.

 

 
Foto original de Manolo Yllera

 

Pero lo asumimos con humor, porque lo que evidenciamos hoy es que nuevas y clásicas formas afrontar la profesión ya operan y conviven de forma normal, todas útiles, todas necesarias para construir, todas desprejuiciadas. Todas Arquitectura.

 

Fotografía de Luís Asín

Este es un ejercicio de admiración y respeto por dos maestros, que además de serlo, supieron apoyar a las siguientes generaciones. De su generosidad aprendemos y tomamos ejemplo. De lo épico, de lo imposible. De los homenajes y las versiones. De qué significa hacer las cosas o no hacerlas. De lo qué ha cambiado pero también de la MAGIA. Como decía Luis Moreno Mansilla, de “el humor como único valor absoluto”.

 

Notas:
*El encuentro radiofónico entre los protagonistas de esta historia (Luis Asín, Emilio Tuñón y parte del equipo IMAGINA MADRID), y base de este post, está disponible en la web de RACA, la radio de la ETSAM dirigida por Andrea González: http://raca.aq.upm.es/projects/letras-en-camiones/
* El equipo de arquitectura IMAGINA MADRID está formado por Eeestudio, David Cárdenas, María Mallo, Lys Villalba, Juanito Jones y Zuloark, desarrollando el mobiliario F.U.A. entre los años 2017 y 2018
Autor:
zuloark
Zuloark es un colectivo interdisciplinar dedicado a la Arquitectura, el Urbanismo y la investigación.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts