Últimos posts
Tema - Arquitecto y sociedad
Tema - Educación

¿Para qué le sirve un grupo mastermind a un arquitecto?

 

 

Un grupo mastermind es un conjunto de personas con intereses profesionales afines que se ayudan mutuamente.

Tienes mucha información en la red sobre este tipo de grupos, así que no te contaré en qué consisten y cómo funcionan. Voy a transmitirte mi experiencia con ello y cómo me ayuda en mi día a día.

 

El grupo

Somos cuatro.

Eva, arquitecta y corresponsal de este blog. Cofundadora de Bonsai Arquitectos y de varios proyectos digitales.

Lorena, ambientóloga, blogger y monologuista. Fundadora de la consultora Triquels donde trabaja la sostenibilidad en empresas.

Ros, odontóloga y una de las personas más emprendedoras que conozco. Creadora de proyectos digitales como Brand&Health (consultoría en marketing para odontólogos) o 40yqué.

Y yo.

 

Nos conocimos en una formación digital hace año y medio, y desde entonces nos hemos ayudado y apoyado.

Más allá de algunos intereses gastronómicos (croquetas, aceitunas, vermut) y de ser emprendedores, es importante señalar que nuestra procedencia profesional es variada. Eva y yo somos ambos arquitectos, pero…

¿Para qué le sirve a un arquitecto una colaboración con una odontóloga o una ambientóloga?

La respuesta está aquí.

 

Ventajas de mi grupo mastermind

  • Ayuda con temas que no dominamos. Todos somos emprendedores con presencia digital, compartimos herramientas y técnicas. ¿Crees que es muy diferente dirigirte a arquitectos o a dentistas?
  • Accountability. Una buena ayuda para hacer las cosas es comprometerte ante otros. Más nos vale cumplir nuestros planes de acción, si no, el grupo nos perseguirá.
  • Feedback. Tener opiniones de lo que haces “desde fuera”, incluso de personas no relacionadas con la arquitectura, es muy útil. Son opiniones sinceras y directas, sin medias tintas.
  • Apoyo emocional. Emprender en solitario es duro, y a veces se agradece un poco de respaldo y cuidado.
  • Sinergias y red de contactos. Siempre encontramos maneras de colaborar beneficiosas para todos, y la suma de nuestras redes de contactos nos permite llegar mucho más lejos. 1 más 1 es igual a 3.
  • Un poco de cachondeo.

 

LORENA: “A veces me paso días o semanas dándole vueltas a algo (sea un problema, una estrategia o algo que no acabo de entender). Hacemos una reunión, lo comento, y ¡bum! Ellos hacen su magia y todo es más fácil.

Otra de las razones por las que no cambiaría a mis compañeros por nada del mundo es porque saben darme una patada en el culo cuando lo necesito. Y como no, por las risas.”

 

¿Cómo funcionamos?

Hacemos reuniones periódicas online en las que aprendemos los unos de los otros y compartimos éxitos y dificultades, y os puedo decir que el resultado en este año y medio es muy positivo.

Poco a poco, de manera natural, vamos cogiendo roles diferenciados y aumentando la confianza en el grupo.

ROS: “El grupo Mastermind me brinda la oportunidad de compartir experiencias, superar retos y recibir apoyo de profesionales con los que “aparentemente” no tengo mucho en común. Sin embargo, esto es lo más enriquecedor de todo.

 Para mí es fundamental compartir VALORES con mis compañeros: innovación, honestidad, proactividad y sentido del humor. Aprecio por encima de todas las cosas el clima de confianza en el que se desarrollan las sesiones y nuestro interés SINCERO por ayudarnos. El ego, la competitividad o el recelo profesional no tienen cabida aquí.”

EVA: “La afinidad que comenta Ros es lo que facilita que una relación que al principio es coyuntural y anecdótica, acabe con el tiempo convirtiéndose en una verdadera amistad.

 La prueba es que a la estructura clásica de Wins / New Things / Hot seats / Goals que siguen las reuniones nosotros hayamos tenido que añadir una nueva sección de Anecdotario, que inevitablemente cobra cada vez más protagonismo. Como en las mejores amistades, el conocimiento más valioso te llega a través de la experiencia del prójimo, de la empatía y sinergia generada.”

 

No creo que haya muchos arquitectos haciendo esto, predomina nuestra mentalidad “llanero solitario”. Nos lo estamos perdiendo.

Si ves que lo que te he contado te puede gustar, te animo a que lo pruebes. Eso sí, Eva, Lorena y Ros están pilladas. :- )

Autor:
Joan Vergara
Arquitecto, coach y especialista en marketing. Cerebro muy amarillo. Wagneriano y fanático del rugby y el Taichí. Ayudando desde ARQcoaching a otros profesionales de la arquitectura a conseguir más y mejores encargos o un empleo y a gestionar su trabajo con efectividad.
  • ROSA MARIA ALGARIN GONZALEZ - 25 octubre, 2018, 9:15

    Me parece una experiencia enriquecedora y muy interesante. Creo q ofreces muchas ideas! Mil gracias

  • Joan Vergara
    Joan Vergara - 25 octubre, 2018, 16:47

    ¡Hola, Rosa!

    Muchas gracias. La verdad es que lo recomiendo a cualquiera que trabaje en solitario, y mucho más en una profesión dura como la arquitectura. Las ventajas son muchas y no hay desventajas.

    No tengo noticias de compañeros que lo hagan, pero todo es ponerse. :-)

    Gracias por comentar.

    ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts