10 películas que no te puedes perder en las que ‘el malo’ es un edificio

Por Roberto Arnaz
Desde Idealista

Los aficionados al cine estamos acostumbrados a personajes perversos que se mueven por dinero, venganza o por ese viejo anhelo de intentar dominar el mundo. Suelen ser malcarados, engreídos y fanfarrones además, tienen un defecto: suelen soltar su maligno discurso en el peor momento, permitiendo al héroe acabar con ellos

Sin embargo, en la historia del celuloide hay otros ‘villanos’ de pocas palabras que tienen la maldad grabada en sus cimientos. Son edificios a los que directores como Stanley Kubrick, Roman Polanski o el español Alex de la Iglesia han convertido en iconos del mal

La semilla del diablo (1968)

Rosemary woodhouse se muda junto a su marido a un edificio de señorial pero siniestro aspecto. Pronto empiezan a suceder fenómenos extraños y sus vecinos –e incluso su propio esposo– se revelan como una secta de adoradores de satanás que han convertido el edificio en su templo

Los exteriores se rodaron en el Edificio Dakota de Nueva York, un bloque de apartamentos de lujo muy popular entre las estrellas de la música y el celuloide, que cuenta con un aura mágica. A partir de los fenómenos extraños que sucedieron durante la filmación, se dice que es un edificio maldito (…)”

 

 

Accede al artículo, AQUÍ

Autor:
Fundación Arquia
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts