zuloark
Por

Avatares colectivos II: ser y querer (Parte 2)

 

Hoy tenemos la suerte de publicar la continuación de Avatares colectivos: ser y querer.

 

3_ La incorporación de nueva fuerza laboral. Nuevos contratos.

Zuloark, como infraestructura de trabajo abierta debe arriesgarse y compartir con todo aquel que quiera arriesgar y compartir con ella. Siempre bajo las mismas condiciones laborales para todos los implicados. Según estas premisas existen al menos tres tipos de colaboración:

 

  • Personas en Prácticas (PePs). El dilema del becario

¿Es correcto pensar que se puede “pagar” con la experiencia adquirida? ¿Contar con el trabajo de personas sin remunerar continúa deteriorando nuestra ya maltrecha profesión?

Nuestro estudio, al no poder pagar por sus servicios, ofrece a estas personas un tipo de asociación que “apueste” a riesgo compartido e igual beneficio. Como aspirantes pueden y deben hacer uso libre de la infraestructura de trabajo que es Zuloark.

– Satellites of Love. Miembros no permanentes

Pueden ser personas, estudios o incluso proyectos. Cada uno de ellos se siente Zuloark a su manera y se pacta un modelo de colaboración. Desde el respeto por esa posición se establece una relación de igualdad y flexibilidad basada básicamente en una confianza. Ésta funcionará hasta que se rompa o por el contrario, para siempre.

– Contratos UEE. Colaboradores empáticos
Al desarrollar proyectos con especialistas de otras profesiones se nos hacía imprescindible generar un contexto de complicidad en el que ese otro ente empresarial comienza a sentir el proyecto también como propio. Al dejar de ser considerados meras subcontratas y ofrecerles la coautoría, el proyecto en el que participan se cargaba de una ilusión, un compromiso y una potencia nuevos. En esta estrategia de compartir autoría, los proyectos ganan enteros y el aprendizaje mutuo se multiplica. A estos contratos se les denominó Unión Emocional de Empresas (UEE) como “alternativa” a las conocidas UTEs.

 

Paredes de trabajo durante el IV Congreso Zuloark celebrado en Alpedrete, Madrid

 

4_ Economía. ¿Qué cobramos?

En el III Congreso Zuloark se pactaron las siguientes tarifas profesionales ante la necesidad de ser conscientes de que, como trabajadores autónomos, tenemos de entrada unos gastos fijos de 800€ al mes por persona.
Este cuadro que compartimos hoy aquí muestra tres escenarios de sueldos mensuales netos que nos gustaría percibir y lo que deberíamos cobrar según la cantidad de días que se nos contrate para conseguirlo. Elaborarlo fue la primera piedra del plan de conciliación familiar en el que tratar de reducir nuestras horas de trabajo a un máximo de 8 diarias.

 

Es imperativo salir del círculo deficitario en el que nos movemos y para ello hay que comenzar sabiendo lo que económicamente vale escapar de él.

 

 

 

TARIFAS ZK

en jornadas laborales de 8 HORAS DIARIAS

Para tener un sueldo mensual NETO de

1000 €

[Tarifas para clientes sin recursos y amigos]

Para tener un sueldo mensual NETO de

2000 €

[Tarifas para clientes estándar]

Para tener un sueldo mensual NETO de

3000 €

[Tarifas para clientes con recursos)

Contratos por
DÍAS [hasta 4 días]
225 €

(28,125 x hora)

350 €

(43,75 x hora)

475 €

(59,375 x hora)

Contratos por SEMANA [5 – 20 días] 750 €

(18,75 x hora)

1200 €

(30 x hora)

1600 €

(40 x hora)

2Contratos por

MES [+ de 20 días]

2000 €

(12,5 x hora)

3100 €

(19,375 x hora)

4250 €

(26,56 x hora)

 

*TABLA OFICIAL DE TARIFAS ZULOARK establecidas durante el III Congreso Zuloark de Berlín, 2015.

     

 

5_ LEGAL ¿Cómo nos constituimos? ¿Cómo nos aseguramos?

Es necesario comenzar a insertar nuestras estructuras de trabajo en espacios legalizados, eligiendo la opción que más se ajuste a la filosofía de cada colectivo. Así continuaremos huyendo de la precariedad obteniendo peso específico en la profesión y legitimando nuestros modelos de trabajo. Realizar este trámite legal es complicado pues la realidad mercantil, fiscal y jurídica es rígida y aún hace falta mucho trabajo con las instituciones para lograr encajar nuestros modelos asociativos y laborales en ellas.

 

La labor que el colectivo de arquitectura barcelonés La Col está haciendo en este sentido, es digna de mencionar. Son una cooperativa en régimen general de 14 miembros y además de ganarse la vida, trabajan para que las instituciones, en este caso el COAC, comiencen a hacernos hueco, para que su firma de grupo sea legal y buscando modelos de asegurar su actividad colectiva también colectivamente; algo que una gran compañía como ASEMAS ahora mismo es incapaz de ofrecer. Desde aquí queremos agradecer el esfuerzo que hacen por abrir camino a todos los colectivos de arquitectura de España y reclamamos la apertura de los necesarios espacios legales para nuestras estructuras de trabajo.
 

6_ EL FORO DE LOS CUIDADOS. Los afectos en los “Colectivos”

Como ya hemos visto, la mayoría de los llamados “colectivos de arquitectura”, comenzaron como una amistad entre estudiantes. Esos afectos son los que, proyectados en la vida académica y en el contexto crítico adecuado, produjeron asociaciones de gente que quería colaborar.

Debemos establecer métodos para cuidarnos y curar las heridas que en el día a día se producen y que no se tratan por falta de adecuados contextos. Los canales y los espacios para expresarse con el grupo y entre sus miembros son importantísimos, pues actúan como válvulas de descompresión en ambientes laborales con elevados niveles de estrés y cansancio.

Momento durante los ejercicios del Foro de los Cuidados.  IV Congreso Zuloark

 

Bajo el petulante nombre del Foro de los Cuidados comenzamos, durante el último congreso, a proponer ejercicios y proyectos que pudiéramos prolongar a largo del año para poder expresar mejor lo que nos duele, lo que nos preocupa y dotarnos herramientas para para airearlos de manera segura.

Autor:

Deja un comentario

Tu correo no se va a publicar.

*

Últimos posts