NOSTALGIA DE CRÍTICA

fundacion-blog-arquia-santiago-de-molina-la-ciudad-viva

Por Santiago de Molina Desde La Ciudad Viva

“Se habla con tanta nostalgia de la crítica de arquitectura que se hace verosímil su real deceso. Aunque hay muertos que se han mostrado más longevos que quienes han dictado sus actas de defunción. La historia nos ha enseñado que estos episodios apocalípticos siempre han sido lentos y difusos en el tiempo, como luces que se apagan lenta y progresivamente, tránsitos invisibles para casi todos menos para unos muy pocos ojos atentos y enfocados.

Hoy la nostalgia de crítica es debida seguramente, más que a la pérdida de su verdadera función, a la confianza en su capacidad de ejercer como mecanismo de seguridad para evitar que vuelva a suceder el desatino vacío de lo “espectacular”. Por mucho que los antiguos editores, comisarios y “críticos” hayan dado un paso al frente, poco crédito merecen ya quienes fueron cómplices, o no intuyeron lo que estaba a punto de suceder. Continúa hoy más vigente que nunca aquella sentencia de  T.S. Elliot: si no se cree en la aptitud de un crítico para distinguir una obra buena de una mala, poca fe merecen sus teorías, sus revistas o sus opiniones.

Sin embargo si el sentimiento de nostalgia es más latente que nunca seguramente es debido al modo en que la crítica ha servido de acicate para generaciones enteras. El valioso modo en que la crítica ha puesto el foco en figuras o temas importantes, y el trascendente papel que ha jugado en la elaboración de la modernidad y sus idearios, hace que el declarar su defunción suene a renuncia (…)”

 

Accede al artículo, AQUÍ

 


* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo; así que, si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

*Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, aunque aparezca inmediatamente al ser publicado en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

arquia-boton-twitter1  arquia-boton-googleplus1  arquia-boton-facebook1

Fundación Arquia
La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.
Fundación Arquia
Fundación Arquia

Últimos posts escritos por Fundación Arquia (vea todos)

La Fundación Caja de Arquitectos se constituye como Fundación cultural privada el 23 de Mayo de 1990, con el objetivo de promover y fomentar fines de carácter cultural, social, asistencial, profesional y formativo en el campo de la arquitectura, la construcción, el diseño, el urbanismo y, en general, de todo aquello relacionado con la actividad de los arquitectos.

Posts relacionados

 LA DESTRUCCIÓN DE LO QUE SEREMOS

 LA DESTRUCCIÓN DE LO QUE SEREMOS

EL HABLA DEL ARQUITECTO

EL HABLA DEL ARQUITECTO

POR QUÉ ESTUDIAR ARQUITECTURA HOY.

POR QUÉ ESTUDIAR ARQUITECTURA HOY.

LA CIUDAD FUERA DE LA CIUDAD (VOL. 1)

LA CIUDAD FUERA DE LA CIUDAD (VOL. 1)

Deja tu comentario

Tu correo electronico no se va a publicar.

Tienes a tu disponibilidad estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .

*


*

Simple Share ButtonsComparte este artículo:
Simple Share Buttons